Thelazia en perros: El gusano que provoca una infección ocular

Thelazia callipaeda es el nombre con el que se conoce a este gusano que causa una importante infección ocular en los perros. Un estudio advierte sobre su propagación.

OJO DE PERRO CON THELAZIA

La Facultad Veterinaria de la Universidad Complutense ha llevado a cabo una investigación en España sobre la propagación de la infección ocular en perros que provoca el gusano denominado Thelazia callipaeda. La información recopilada hasta el momento sobre esta enfermedad, que puede afectar a animales carnívoros y a humanos, es muy escasa.

Considerada una posible enfermedad zoonótica emergente, esta se origina con la propagación del parásito y termina produciendo una grave infección ocular.

¿Qué es y cómo afecta LA THELAZIA?

Se trata de un parásito ocular que cada vez afecta con mayor frecuencia a los perros a pesar de la escasa información que contamos sobre esta enfermedad. Dicho parásito tiene su origen en Asia y su expansión ha llegado a países como España o incluso México. Tanto los canes como otros animales como gatos o caballos pueden padecerlo, e incluso el contagio puede llegar al ser humano. Es por ello que es vital reconocer los síntomas y acudir con rapidez al veterinario para elegir el mejor tratamiento posible con inmediatez.

El gusano denominado como Thelazia tiene forma redonda y se propaga en el interior del ojo del animal, siendo la variante más común del mismo la Thelazia Callipaeda. Esta es transmitida mediante moscas de la fruta que acuden a los ojos de los canes, siendo el periodo más peligroso el que transcurre de mayo a noviembre. Siendo portadoras del parásito, no habrá duda de que se producirá el contagio y el cánido se convertirá en el portador definitivo de la enfermedad tras ser contagiado por el intermediario, las moscas de la fruta. Estas reciben el contagio cuando ingieren las secreciones infectadas y tras unas semanas la Thelazia se encuentra en su aparato bucal. De esta forma el ciclo biológico de la Thezalia se reinicia una y otra vez.

Síntomas y tratamiento de la Thelazia

El primer síntoma será el estado del ojo de nuestro mejor amigo de cuatro patas. El diagnóstico de la Thezalia puede llevarse a cabo a simple vista si comprobamos que el parásito se encuentra en su globo ocular. Dicho gusano tiene forma de hilo y su color es blanquecino, con unas dimensiones de entre 7 y 17 milímetros de largo y un diámetro de entre 0,3 y 0,8.

THELAZIOSIS EN PERRO

En el caso de que el gusano se ubique tras la membrana del tercer párpado y no sea visible, podemos detectar que existe algún problema en el mismo si el animal padece conjuntivitis o un lagrimeo excesivo. También puede producirse una contracción involuntaria de los párpados, secreciones o un picor intenso que acarree pérdida del pelo que rodea al ojo. También puede provocar lesiones, tales como una úlcera corneal. Cualquiera de estos síntomas o afecciones, que pueden aparecer una o dos semanas tras el contagio o bien en los dos ojos o sólo en uno, requiere la atención urgente de un veterinario que nos pueda además confirmar si se trata del parásito de la Thelazia. En ningún caso debemos actuar por nuestra cuenta sin consultar a un profesional.

Respecto al mejor tratamiento para poner fin a la infección, este dependerá de la posibilidad de localizar el parásito. Si este puede encontrarse a simple vista, el veterinario podrá extraerlo de manera manual. Si no es el caso, el profesional veterinario deberá llevar a cabo la desparasitación interna u otros tratamientos más específicos en caso de que se hayan producido también otras lesiones.

¿Es posible prevenir la infección?

Sí. De hecho es el mejor remedio posible. Mantener a las moscas alejadas de nuestros perros es la primera tarea a cumplir y la más efectiva, puesto que sin la presencia de estos insectos no hay contagio. Evita por tanto aquellas zonas en las que su presencia sea más habitual, además de dejar restos de fruta que puedan provocar la llegada de las moscas. Los repelentes y las mosquiteras te serán también de ayuda en caso de que estas hagan su aparición a pesar de tus precauciones. Utilizar gafas de sol para perros, a pesar de que pueda parecerte una solución surrealista, podría ser otra alternativa.

Las revisiones periódicas ayudarán a controlar este tipo de enfermedades y detectarlas a tiempo para que el tratamiento pueda ser más efectivo.

La Thelazia y su propagación en España

El desconocimiento sobre su propagación ha llevado a este grupo de investigadores, con la catedrática Guadalupe Miró como principal responsable, a realizar un estudio con el que aportar novedades al respecto. El informe se inicia con la descripción general del parásito en 2010 y finaliza en 2018 recopilando toda la información que ha sido detectada en este periodo. La primera detección de Thelazia callipaeda se llevó a cabo en 2017 en el Principado de Andorra y también se incluye en la investigación.

OJO DE UN PERRO

Para estudiar dicha propagación, la facultad veterinaria de la UCM realizó dos tipos de pruebas. La primera de ellas consistió en llevar a cabo una encuesta que recogió casos clínicos de prácticas veterinarias, mientras que el segundo estudio calculó la prevalencia en dos áreas endémicas del oeste (región de la Vera y Cáceres) y el centro de España (El Escorial y Madrid). Como resultado, un total de 1.114 casos de telaziosis en 121 municipios españoles y 6 andorranos. De los 127 municipios, en 92 se registraron casos autóctonos.

Además, 623 de 1.114 presentaron una hoja con datos estadísticos que se incluyeron en el análisis final, dando como resultado 510 casos identificados por veterinarios españoles y andorranos en el primer estudio y 113 de 234 en el de prevalencia (48,3%). El total de Cáceres fue de 84 identificados de 137 (61,3%), y en el de Madrid de 29 sobre un total de 97 (29,9%).

Las conclusiones de la investigación reafirman por tanto la necesidad con urgencia de llevar a cabo «estrategias de prevención» para controlar la propagación de la posible enfermedad zoonótica. Dicha propagación se está produciendo en nuestro país y se sugieren casos subdiagnosticados, según informan los propios expertos que han llevado a cabo este estudio. Esto hace que sea necesaria la inclusión de la telaziosis animal y humana en el diagnóstico diferencial ocular.

Comentarios (1)

Si es un parásito de tipo gusano, no puede ser un virus no? Es que en el artículo se nombra comonvirus de la Thelazia

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar