American Staffordshire Terrier

American Staffordshire Terrier cara

CARACTERÍSTICAS

CARÁCTER: ENÉRGICO
PESO: +24 KG (ADULTO)
ESTATURA: 45 - 52 cm (ADULTO)
VIDA: 11 AÑOS
ACTIVIDAD FÍSICA: ALTA
SALUD: NORMAL

FÍSICO del American Staffordshire Terrier

La contundente forma física del American Staffordshire Terrier se deja ver en todas las zonas de su cuerpo. Las medianas y fibrosas patas son las encargadas de sostener toda la musculatura que este espectacular can es capaz de almacenar. Destaca su pecho, de una amplitud enorme y con una profundidad clara. El tronco del animal, del que sobresale una cola fina, se completa con una espalda  bastante corta y con un vientre duro.

El cuello es de una anchura exagerada, preparado para sujetar una enorme cabeza. El cráneo de la misma es ancho y en él se observan unas cortas orejas triangulares que casi siempre permanecen caídas. Los ojos oscuros y pequeños del American Staffordshire Terrier se instalan encima de las pronunciadas mejillas del animal. El hocico, con una forma cuadrada clara, contiene unos belfos algo caídos y una trufa de color negro.

La piel de esta raza es gruesa y flexible. En ella, se observa un pelaje corto, duro y denso que puede ser de todos los tonos posibles. Se aceptan colores únicos, parciales o con manchas, aunque hay una excepción: no podrá superarse el 80% de los tonos blanco, negro, rojo o canela.

ALIMENTACIÓN Y DEPORTE

El American Staffordshire Terrier necesita una dieta equilibrada que le permita ingerir las cantidades idóneas de proteínas, hidratos de carbono, grasas y minerales. Por lo general, se recomienda que las dosis de comida se repartan a lo largo de la jornada y que nunca supere los 400 gramos diarios.

El deporte tiene idéntica importancia para que mantenga una buena salud física y mental. No habrá ningún tipo de problema en salir varias veces a pasear con este can, puesto que siempre está dispuesto a moverse.

COMPORTAMIENTO del American Staffordshire Terrier

Aunque el American Staffordshire Terrier es considerado un “perro potencialmente peligroso”, de amenazante esta raza no tiene nada. Todo lo contrario, lo único que demuestra este perro es cariño y lealtad a todos sus familiares, sobre todo, a los más pequeños de la casa.

Tampoco supone un peligro para otros animales con los que conviva o con los que se encuentre, ¡la agresividad nunca será su respuesta siempre y cuando socialice desde pequeño! Como buen perro protector que es, el American Staffordshire Terrier se mostrará más agresivo cuando vea en peligro a los suyos. ¡Su hogar y sus familiares son intocables!

Es importante reseñar que esta raza necesita cariño correspondido y una atención constante por parte de sus dueños. No lleva nada bien el hecho de estar solo en casa y, si pasa largas horas en ese plan, los comportamientos destructivos y la actitud depresiva no tardarán en llegar.

SALUD del American Staffordshire Terrier

La fuerte musculatura del American Staffordshire Terrier no siempre le otorga ventajas a esta raza. Algo negativo que provoca dicha masa muscular es la displasia de cadera. La articulación que une el fémur con la cadera sufre un desencaje que provoca un dolor molesto y cojera en el animal. Probablemente, si el American Staffordshire Terrier tuviera menos musculatura y menos corpulencia, se evitaría este trastorno.

Además, las cataratas es otra de las más típicas patologías de este can, ¡por lo que las revisiones veterinarias visuales deberán ser periódicas! El aparato circulatorio también es otro foco de problemas de salud del American Staffordshire Terrier, con varias complicaciones cardíacas hereditarias.

A pesar de todo lo apuntado, en líneas generales, no presenta complicaciones demasiado graves a lo largo de su vida. Por ese motivo, no sorprende que este perro viva de media unos once años.

HISTORIA

Para conocer el surgimiento del American Staffordshire Terrier, hay que remontarse cien años más tarde de su aprobación como raza. En plena década de 1830, surge la necesidad de crear razas más ágiles y fuertes para competir en las famosas peleas de perros. Del cruce de diversas razas antiguas de Bulldog Inglés y de Terrier Inglés, surgió una raza ya extinta denominada Bull and Terrier.

Con la llegada de la misma a Estados Unidos, esta comenzó a perfeccionarse con el fin de hacerla más alta y grande. El resultado fue la aparición de lo que hoy denominamos American Pit Bull Terrier a finales del siglo XIX. Custodiar y proteger casas y fincas fue una de las funciones principales que tuvo y tiene hoy en día este voluminoso can.

No será hasta el año 1936 cuando un segmento del Pit Bull Terrier que desarrollaba esta función en los pueblos estadounidenses, será reconocido como Staffordshire Terrier. De esta forma, se homenajeó a la ciudad donde supuestamente se originó este tipo de perro. Pero eso no es todo, porque para que el American Staffordshire Terrier se denominase de esta forma, se tuvo que esperar hasta 1972, año en el que se le añadió el término “American” a la raza.

CURIOSIDADES del American Staffordshire Terrier

Una prueba clara de que esta raza puede ser de todo menos peligrosa, la encontramos en la labor que lleva a cabo en muchos países de Europa y América. Por ejemplo, en estos territorios, el American Staffordshire Terrier desarrolla terapias de rehabilitación para que pacientes con problemas de movilidad puedan vivir lo mejor posible en su día a día.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar