Perros: La ansiedad afecta a la flexibilidad de sus articulaciones

Cuando los perros sufren ansiedad, la laxitud de sus articulaciones se ve afectada. Son tanto aquellos animales que más destacan por su movilidad los que tienen más tendencia a padecer problemas de angustia.

PERROS CON ANSIEDAD

La laxitud de las articulaciones de los perros está relacionada con sus problemas de angustia y excitabilidad. Esa es la conclusión a la que han llegado tanto la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) como el Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM), tras una investigación que han realizado de manera conjunta ambas entidades para estudiar esta supuesta conexión.

Puesto que en los humanos es una realidad la asociación entre la laxitud del colágeno y la ansiedad que puedan sufrir, se marcó como objetivo de esta investigación comprobar si esta relación también pudiera darse en otras especies, por ejemplo los perros. El equipo de investigadores, encabezados por Jaume Fatjó y Antoni Bulbena, ha completado un análisis de 13 características tanto del comportamiento como de la movilidad de la cadera de más de 5.000 perros.

Con los resultados obtenidos de estas pruebas, el estudio publicado en la revista Scientific Reports sugiere que existe una relación entre la hipermovilidad de la cadera y las emociones que pueden mostrar. Una activación cerebral que afecta a la flexibilidad de las articulaciones y que se haría patente cuando los animales manifiestan síntomas propios de ansiedad, excitación, miedo o pánico. Esto prueba que la laxitud está condicionada por los efectos del estado emocional que tenga la mascota. Siendo por tanto un caso similar al de los humanos.

Los expertos apuntan además que esta excitabilidad emocional actúa como factor de riesgo que puede provocar trastornos de angustia en perros. Al igual que se comprobó hace años que las personas con mayor movilidad y flexibilidad en las articulaciones son aquellas que poseen mayor tendencia a sufrir problemas de angustia o ansiedad, el estudio afirma que sucede de forma similar en los canes.

Se trata por tanto de la primera evidencia en una especie no humana de este vínculo y del efecto que acarrean estas emociones en la laxitud de las articulaciones. Los científicos han aprovechado pues para sugerir que podría tratarse de una particularidad propia de la evolución de todos los mamíferos, aunque para afirmar esto necesitaría ampliarse la investigación.

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar