Shih Tzu

SHIH TZU ROSTRO

CARACTERÍSTICAS

CARÁCTER: TRANQUILO
PESO: + 4 kg (ADULTO)
ESTATURA: 20 - 28 cm (ADULTO)
VIDA: 15AÑOS
ACTIVIDAD FÍSICA: MODERADA
SALUD: FUERTE

FÍSICO DEL SHIH TZU

Es complicado no ver un Shih Tzu sin que recuerde a un peluche. Esta raza tiene un pequeño tamaño y se caracteriza por concentrar en su cuerpo una gran cantidad de pelo ondulado y duro. Sus cortas patas, su más largo que alto cuerpo y su mediana cola están completamente compensados y permiten que el can tenga un caminar rítmico y equilibrado.

La cabeza de esta raza posee una clara forma redondeada y es ancha. Destaca la mirada del can, con ojos abiertos, siempre interrumpidos por el pelaje que cae de su frente. Las orejas son pequeñas, anchas y caídas, mientras que la trufa y la boca tienen un tamaño minúsculo. Es reseñable el pelo que cae del hocico, hacia la barbilla, formándole un bigote muy característico.

En cuanto al pelaje ya comentado, hay que decir que muchos son los colores permitidos para considerar a un can Shih Tzu: blanco, negro, marrón, rojo, gris, bicolor e, incluso, tricolor.

ALIMENTACIÓN Y DEPORTE

Que el Shih Tzu tenga una salud de hierro, dependerá de la alimentación y del ejercicio físico que este realice a lo largo de su vida. Es conveniente adaptar la alimentación de esta raza en su edad cachorra y en su edad adulta, por ello, siempre se recomienda acudir al veterinario de confianza para que este adapte el alimento a las características del can.

Esta raza no se caracteriza por ser una de las más atléticas que existen. De hecho, se trata de un perro cuyas condiciones físicas no le permiten hacer mucho deporte y, menos, de mucha intensidad. A pesar de este dato, hay que recordar que los paseos diarios son obligatorios y que serán claves para que el Shih Tzu no caiga en una situación de sobrepeso.

COMPORTAMIENTO

Tener en el hogar a este perro aportará de cariño y de dulzura la convivencia. A pesar de que la mayoría de las razas pequeñas destacan por tener un carácter bastante fuerte, el Shih Tzu es todo lo contrario. La tranquilidad y la evasión de conflictos marcan su conducta, permitiendo que este can sea un extraordinario perro para convivir con otras mascotas.

Con los dueños y con su familia, este perro siempre demostrará una lealtad y unas ganas de pasar momentos con ellos. La educación básica no es nada compleja, aunque es cierto que son algo tercos en determinadas situaciones. Si algo es un Shih Tzu es un auténtico vigilante, por ello, ¡siempre ladrará cuando vea algo raro en el hogar!

SHIH TZU EN EL CAMPO

SALUD DEL SHIH TZU

El Shih Tzu es un can que no suele tener numerosos problemas de salud a lo largo de su vida. A pesar de ello, las enfermedades más repetidas en esta raza afectan a ojos – entropión (doblez del párpado hacia adentro), triquiasis y atrofia progresiva de retina– y a oídos – otitis externa-. También son comunes las hernias inguinales y la displasia de cadera.

Una vez conocidas las patologías más comunes de estos canes, hay que señalar que la salud de este can, en términos generales, es bastante fuerte, lo que provoca que la esperanza de vida media de los Shih Tzu alcance los quince años.

HISTORIA

Como ocurre con muchas razas de perros, se desconoce el origen exacto del Shih Tzu. Algunas teorías señalan que esta raza se introdujo en China en el siglo VII a. C, mientras que otras, aseguran que no fue hasta el siglo XVII cuando el Shih Tzu llegó a China procedente del Tíbet –donde era una representación budista muy importante-. Parece que suma más fuerza la segunda teoría, ya que son más los historiadores que consideran que, en el Tíbet, esta raza pasó gran parte de su evolución.

La historia del Shih Tzu casi cuenta con un final definitivo a principios del siglo XX, puesto que, con la llegada del comunismo a China, esta raza estuvo al borde de la extinción. Por suerte, el traslado de la raza a Gran Bretaña permitió que el Shih Tzu saliera de esta situación de riesgo.

CURIOSIDADES DEL SHIH TZU

El nombre de esta raza significa “perro león” en chino. El motivo principal de esta denominación se debe a la función legendaria que cumplían estos canes en las casas del Tíbet donde vivían. Según los teóricos de la raza, el Shih Tzu era un perro con una apariencia de león al que se le veneraba y se le cuidaba en los hogares tibetanos para que realizaran la función de guardián y mantuvieran lejos el mal de los hogares. ¡Era una figura sagrada para los ciudadanos de esta región!

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar