Perro Lebrel Italiano o Galgo Italiano

imagen de un perro lebrel italiano o galgo italiano

CARACTERÍSTICAS DEL LEBREL ITALIANO

CARÁCTER: ACTIVO
PESO: + 5 KG (ADULTO)
ESTATURA: 32 - 38 cm (ADULTO)
VIDA: 12 - 15 AÑOS
ACTIVIDAD FÍSICA: ALTA
SALUD: BUENO

FÍSICO DEL LEBREL ITALIANO

Como todos los galgos, el Lebrel Italiano destaca por tener un cuerpo fino, delgado y atlético. Las estrechas patas del animal, son capaces de sujetar su ligero cuerpo y se mueven a gran velocidad. En su tronco, sobresale una fina y media cola, unida a una espalda algo torcida en la zona de la cadera. El pecho es amplio y el vientre tiene una curvatura clara.

La cabeza de este animal es pequeña y adopta una forma triangular, donde es destacable su hocico puntiagudo. Aunque no son muy grandes, las orejas triangulares destacan en el cráneo del animal por su tamaño medio. La mirada tierna del Lebrel Italiano es posible gracias a unos pequeños y oscuros ojos que tienen un brillo característico.

Todo el cuerpo del Lebrel Italiano está cubierto de un pelo corto, suave y uniforme que no le aporta un calor suficiente los meses más fríos del año. ¡Siempre necesitará un abrigo extra para evitar refriados indeseados! El color de este pelaje podrá ser negro, gris o dorado, aceptándose manchas blancas en patas, pecho y cuello.

ALIMENTACIÓN Y DEPORTE

La alimentación del Lebrel Italiano no tiene nada de especial. Como en casi todas las razas, hay que adecuar su pienso de calidad a su tamaño para garantizar los nutrientes y energía necesarios. También es importante que el alimento diario se reparta en varias comidas para evitar grandes atracones innecesarios.

En cuanto al deporte, esta raza no pone ninguna pega a la hora de pasear y correr en zonas urbanas o rurales. Todo lo contrario, se trata de un can que necesita quemar toda la energía que va acumulando a lo largo del día.

COMPORTAMIENTO DEL LEBREL ITALIANO

Con el Lebrel Italiano, el hogar se llena de cariño, ternura y obediencia. Puede que sea uno de los canes más fieles y dependientes de su familia y, sobre todo, de su dueño. Con los niños no tendrá problema en jugar, sin embargo, no es recomendable que pase mucho tiempo con ellos: no es un perro que tolere muy bien las situaciones de estrés.

En cuanto a la convivencia, el Lebrel Italiano no pondrá ningún tipo de problema en el hogar y asimilará todas las órdenes que se le indiquen. Su carácter sensible, puede ocasionar que sienta miedo por otros perros o animales, por ello es importante que esté acostumbrado a socializar desde su etapa cachorra.

Algo que no lleva muy bien este can es pasar bastantes horas solo en casa. Necesita estar acompañado la mayor parte del día, de lo contrario, la ansiedad del animal no tardará en producirse.

GALGO ITALIANO O LEBREL ITALIANO

SALUD DEL LEBREL ITALIANO

A pesar de que puede parecer un can algo frágil, el Lebrel Italiano cuenta con una esperanza de vida que pocas razas pueden superar. De media, este perro suele vivir entre los doce y los quince años, ¡y eso que no se libra de ciertas enfermedades!

Entre las patologías más comunes, destaca el hipotiroidismo, problema que surge cuando la glándula tiroides del animal no produce la suficiente hormona tiroidea, ocasionando numeroso problemas: cansancio excesivo, apatía depresión, etc. También son comunes los trastornos articulares como la luxación de rótula o la displasia de cadera y las enfermedades visuales como la degeneración vítrea.

Al tratarse de un perro friolero, el Lebrel Italiano puede sufrir ciertas complicaciones a cuenta de ello, por ejemplo: resfriados, problemas respiratorios e, incluso, neumonías.

Además, la correcta estabilidad psicológica del animal es clave, de lo contrario, esta raza es propensa a sufrir ataques de ansiedad con bastante frecuencia.

Por eso será necesario contar con un veterinario de confianza que nos revise la salud de la mascota periódicamente.

HISTORIA DEL GALGO ITALIANO

Todo apunta a que el Lebrel Italiano es descendiente del galgo de tamaño medio, el cual ya apareció en pinturas egipcias como perro sagrado hace más de 6.000 años. También se descubrió, gracias a pruebas arqueológicas, que el antecesor lebrel fue un can que estuvo presente en la Antigua Grecia en torno al año 3000 a.C.

Con el paso de los siglos, esta raza fue evolucionando y cumpliendo distintas facetas. Por ejemplo, en la Edad Media y en el Renacimiento, era una raza muy popular en las cacerías y reuniones.

Pero, ¿cuándo podemos decir que el Lebrel Italiano adoptó un cuerpo más pequeño que el resto de galgos? Se tuvo que esperar hasta finales del siglo XIX para que este perro adoptase las proporciones que conocemos actualmente. La popularidad que alcanzaron los perros Whippet en esta época, provocó la necesidad de diferenciarlos. De esta forma, el Lebrel Italiano menguó y mantuvo sus dimensiones hasta nuestros días.

CURIOSIDADES DEL GALGO ITALIANO

Siempre que nos imaginamos a un perro lebrel o galgo, proyectamos la imagen de un can delgado, estirado y, sobre todo, con una altura media. Pues bien, el Lebrel Italiano es una excepción. Cierto que tiene un cuerpo fino, sin embargo, su estatura es similar a la de los perros pequeños. Por ese motivo, ¡el Lebrel Italiano es la variedad de galgo más pequeña que existe!

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar