Setter Inglés

setter ingles sentado

CARACTERÍSTICAS

CARÁCTER: MUY ACTIVO
PESO: +25 KG (ADULTO)
ESTATURA: 61 - 69 cm (ADULTO)
VIDA: 12 AÑOS
ACTIVIDAD FÍSICA: ALTA
SALUD: DELICADO

FÍSICO DEL SETTER INGLÉS

Una apariencia espigada y un caminar elegante son dos de las características que más llaman la atención del Setter Inglés. Con un pelaje más largo en vientre, pecho y cola, esta raza posee un cuerpo fibroso y fino que la permite tener unas cualidades atléticas excelentes.

Sin tener una longitud excesiva, el cuerpo del Setter Inglés puede considerarse de tamaño medio-grande. El pecho, con una buena profundidad, es ancho, mientras que las patas sobre la que está contenido son musculadas y finas. Tanto el lomo como el vientre del animal muestran una fortaleza clara y destaca la larga, fina y peluda cola con la que finaliza el cuerpo de este can.

El cuello que sostiene la marcada cabeza es largo y resistente. El Setter Inglés se caracteriza por tener un cráneo bastante marcado del que caen dos largas y grandes orejas. Los ojos, de color marrón, se encuentran algo más separados de lo habitual. Frente a estos, un cuadrado hocico sobresale, en dónde se contempla una trufa negra o marrón (dependiendo del tono del pelaje) y unos belfos no demasiado caídos. Las mordeduras de esta raza son bastante agresivas, ya que, ¡tiene una mandíbula muy fuerte!

El pelaje ondulado del Setter Inglés puede ser de tonalidades variadas; tanto de dos colores -amarillento y blanco, marrón y blanco o negro y blanco-, como de tres –negro, marrón y blanco-. ¿Has podido contemplar algún Setter Inglés con otras tonalidades? ¡Probablemente lo hayas confundido con un Setter Irlandés!

ALIMENTACIÓN Y DEPORTE

A la hora de fijar la dieta, hay que tener en cuenta la cantidad de raciones diarias que se le aportarán. Es conveniente dividir las comidas en tres o cuatro, ya que, de facilitarle solo una al día, esta raza comerá más, provocando un estado de sobrepeso de forma casi segura. ¡El pienso seco es una muy buena opción alimenticia!

En cuanto al deporte, el Setter Inglés necesita moverse a diario y ejecutar actividades bastante prolongadas. No se conformará con un paseo ligero al día, sino que querrá correr y saltar libremente varias veces en una jornada. ¡No es un perro apto para dueños perezosos!

COMPORTAMIENTO DEL SETTER INGLÉS

Cualquier perro puede ser el mejor amigo del hombre, sin embargo, si tienes un Setter Inglés, debes saber que será tu compañero más fiel toda la vida. La bondad y el cariño que muestra este can superan todas las expectativas, convirtiéndolo en uno más de la familia. ¡Siempre querrá estar en todos los planes! Eso sí, no lleva muy bien que le destierren solo al jardín, así que cuidado con dejarle solo en casa…

Además, no solo se comporta  de forma amable con los humanos. La forma de ser del Setter Inglés provoca que sea uno de los canes más sociales con otros de su especie.

Su hiperactividad en la edad cachorra es muy común y esta se va diluyendo con el paso de los años. En general, un Setter Inglés no parará nunca de deambular y olisquear el suelo. ¡Su potente olfato tiene que entrenarlo a diario!

setter ingles sentado en el césped

SALUD DEL SETTER INGLÉS

Aunque la esperanza de vida de un Setter Inglés es bastante elevada –unos doce años-, esta raza no se salva de determinadas enfermedades que suelen repetirse en todos los ejemplares.

En general, al ser un can de gran tamaño, las articulaciones se resienten y la displasia de cadera no tarda en aparecer. También es común que surja la denominada rotura en la cola, la cual viene ocasionada por el agitamiento brusco de la cola. Otras patologías que se pueden cruzar en la vida del Setter Inglés son: la atrofia progresiva de la retina, la dermatitis en la piel y la torsión gástrica.

Es conveniente mantener una buena rutina de revisiones periódicas con tu veterinario de confianza para aminorar lo máximo posible la aparición de estas patologías.

HISTORIA

La historia canina británica no sería lo mismo sin esta raza. Esta raza fue la primera de muestra inglesa. Sus orígenes datan del siglo XVI como perro cazador de red, pero su evolución física y su aspecto actual vinieron de la mano de E. Laverack, cuidador de canes que vivía en el condado de Shropshire.

Alrededor del año 1825, comenzó a mejorar esta raza que se denominó de la misma forma que el famoso criador. Tras sucesivos cruces con Bracos, Spaniels y Pointers, el Setter Inglés fue reconocido oficialmente como raza en 1873.

CURIOSIDADES DEL SETTER INGLÉS

La función principal de los antepasados de este can fue la caza y, a lo largo de los siglos, esta misión se ha ido consolidando en el Setter Inglés. Pero, ¿por qué esta era la cualidad que eligió el ser humano para emplear a esta raza?

Sin ninguna duda, su gran percepción sensorial y su excelente olfato han sido los dos elementos que más han influido para añadir al Setter Inglés en la actividad cazadera. Su agilidad para desplazarse en el campo y su velocidad también ayudaron para que esta raza se empleara con ese fin.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar