Pointer Inglés

Pointer Inglés rostro

CARACTERÍSTICAS

CARÁCTER: MUY ACTIVO Y ALEGRE
PESO: + 18 KG (ADULTO)
ESTATURA: 53 - 70 cm (ADULTO)
VIDA: 15 AÑOS
ACTIVIDAD FÍSICA: ALTA
SALUD: BUENA

FÍSICO del Pointer Inglés

Con una constitución fibrosa y estirada, el Pointer Inglés es un can de tamaño mediano que se caracteriza por poseer una gran agilidad y fuerza. De su cuerpo se pueden destacar sus resistentes y largas patas, su marcado y musculado lomo, su ancho pecho, su fina cola y su duro vientre echado hacia dentro.

La cabeza está sujeta por un cuello largo y sin papada. En ella, se observa un cráneo bien marcado donde se alojan unas orejas sutilmente puntiagudas que caen hacia la mandíbula. Más abajo, los oscuros ojos del Pointer Inglés contemplan con precisión todo lo que rodea al animal, mientras olfatea el ambiente gracias a un hocico de forma cuadrada y un poco cóncavo. Los belfos que se detectan en esta zona son lo suficientemente caídos para tapar el labio inferior.

¿Y cómo es el pelaje del Pointer Inglés? Podría definirse en tres palabras: corto, duro y brillante. La piel bajo la que se sujeta el manto es gruesa y poco flexible, lo que permite que se encuentre muy bien pegado al cuerpo. Dicho pelaje tiene como tonalidades más comunes las bicoloramarillo y blanco; marrón y blanco; negro y blanco; rojo y blanco-, aunque también se aceptan las de uno y las de tres colores.

ALIMENTACIÓN Y DEPORTE

Antes de hablar de dietas y ejercicio, lo que hay que tener en cuenta es que el Pointer Inglés es un can muy enérgico e inquieto. De esta forma, la alimentación que le debemos aportar tendrá que ser rica en hidratos de carbono y proteínas. Además, hay que evitar que el animal se sacie en demasía, por lo que es conveniente repartir las comidas en tres tandas diarias.

Una buena alimentación sin una exigencia física acertada, no vale de nada. Por ello, es necesario que mantengamos activo al Pointer Inglés con tres o cuatro paseos diarios. Aparte de estas caminatas, también se recomienda que haga actividades físicas más intensas: correr, saltar, etc.

Si cumples todas estas pautas, ¡tu Pointer Inglés tendrá una calidad de vida envidiable!

COMPORTAMIENTO del Pointer Inglés

Existen pocos perros tan amigables como el Pointer Inglés. Se trata de un can que disfruta socializando con la gente y con otros perros, mostrando una amabilidad constante con todo aquel que le respeta.

Tienen un sentimiento muy arraigado por su familia y por los niños que vivan en el hogar. Siempre le gusta compartir momentos con sus dueños y es un apasionado de los juegos y del deporte. Además, su educación no se convierte en un proceso costoso gracias a su enorme inteligencia y a su indudable obediencia.

Cuando hablamos de un Pointer Inglés, nos referimos a un can que muestra cierta dependencia con su dueño y con todos los habitantes de la casa. Por este motivo, no es nada recomendable dejarlo solo en el hogar. La gran hiperactividad de este can, sumada a ese estado de soledad, provoca que los comportamientos destructivos no tarden en salir a la luz.

Pointer Inglés cuerpo

SALUD del Pointer Inglés

Como todo perro mediano-grande, el Pointer Inglés tiene que hacer frete a lesiones articulares comunes como la displasia de cadera, trastorno que provoca una cojera bastante dolorosa para el can.

La salud de este animal también puede verse afectada en la piel, como consecuencia de dermatitis atópicas, y en los ojos, donde destaca el entropión –el párpado superior o inferior se dobla hacia dentro del ojo-. Otras patologías que suelen ser familiares en esta raza son los ataques epilépticos y la sordera.

En general, el Pointer Inglés goza de muy buena salud y las enfermedades genéticas o hereditarias a las que se enfrenta a lo largo de su vida no le impiden alcanzar de media los 15 años de vida. Con una buena revisión rutinaria por tu veterinario de confianza, tu mascota estará protegida y en buen estado de salud.

HISTORIA

Poco se sabe de los orígenes más remotos de esta especie, no obstante, todo apunta a que tenía unas fuertes raíces portuguesas. Sin embargo, teniendo en cuenta las pruebas encontradas, las primeras evidencias que se obtienen de la existencia del Pointer Inglés se remontan al siglo XVII en Gran Bretaña. Esta población fue testigo de cómo esta raza se hacía un hueco en el campo para acompañar a los cazadores con una misión clara: señalar a la presa.

De hecho el significado del nombre de este perro está directamente relacionado con esta función. To point quiere decir “mostrar” o “señalar”, por lo que la denominación del Pointer Inglés hace alusión a su labor como cazador.

Durante su desarrollo en Gran Bretaña, el Pointer Inglés fue cruzado con otras razas de sabuesos, completando las características físicas que se le atribuyen hoy en día. Los últimos aportes genéticos que recibió este perro datan del siglo XX, de la mano de cruces con Bracos Franceses y Bracos Italianos.

CURIOSIDADES del Pointer Inglés

Hay una teoría histórica que indica que el Pointer Español, antecesor de otras razas de sabuesos, está detrás del surgimiento del Pointer Inglés. Sin embargo, aunque son muchos los historiadores que tienen esta opinión, lo cierto es que no puede decirse tajantemente este hecho, ya que no hay datos precisos que lo demuestren.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar