Mastín Tibetano

mastín tibetano

CARACTERÍSTICAS

CARÁCTER: TRANQUILO y PROTECTOR
PESO: +45 KG (ADULTO)
ESTATURA: 65-76 cm (ADULTO)
VIDA: 12-15 AÑOS
ACTIVIDAD FÍSICA: MEDIA
SALUD: MUY DELICADO

FÍSICO DEL MASTÍN TIBETANO

El Mastín Tibetano o Dogo Tibetano es un can caracterizado por un físico contundente y por un largo pelaje, el cual puede ser de diversos colores, aunque los principales son el dorado, el negro y el gris. El pelo del animal tiene una función protectora importante para el can, ya que cubre su pálida piel de los rayos de sol y de otros posibles agentes externos dañinos.

La enorme corpulencia de esta raza la contemplamos en su voluminoso cuerpo, del que surgen cuatro patas musculadas y anchas, una gruesa y larga cola, y una cabeza de unas destacadas dimensiones. En esta última, las orejas del can a penas son distinguibles, puesto que la extensión de pelo del Mastín Tibetano las camufla, que por su parte son de un tamaño medio y se encuentran caídas. Por otro lado, los pequeños ojos de esta raza se encuentran bastante juntos, mientras que el hocico tiene una forma rectangular y posee un bielfo largo que tapa ligeramente el labio inferior del animal cuando mantiene la boca cerrada.

Con todo lo dicho, cabe señalar que este contundente físico convierte al Mastín Tibetano en un perro con una potencia, agilidad y fuerza difícilmente superable.

ALIMENTACIÓN Y DEPORTE

A nivel de alimentación, el Mastín Tibetano no exige una comida especial y concreta, basta con ofrecerle un pienso que se corresponda con su tamaño y en las cantidades pertinentes.

A la hora de hacer deporte, es necesario indicar que esta raza necesita vivir en un hogar que le proporcione un amplio espacio tanto en la vivienda como fuera de ella. Se trata de un can que exige vivir en un ambiente rural y que debe hacer ejercicio diario, al menos, treinta minutos.

COMPORTAMIENTO

Aunque la apariencia de esta raza pueda dar a entender lo contrario, lo cierto es que el Mastín Tibetano es uno de los canes más bondadosos y calmados que existen. Destaca por su lealtad y su tendencia protectora. Esta última le llevará a comportarse de forma agresiva con todos aquellos que considere una amenaza.

La educación desde que son cachorros es vital para evitar comportamientos posiblemente destructivos en su edad adulta. Hay que remarcar que la educación de este can no es nada fácil, ya que es un animal bastante terco que requiere muchas repeticiones para entender una conducta.

Por estas complicaciones en la educación, ¡no se recomienda que el Mastín Tibetano sea la primera mascota!

MASTIN TIBETANO

SALUD DEL MASTÍN TIBETANO

El Mastín Tibetano no es uno de los perros más propensos a sufrir enfermedades graves. La genética será clave para que esta raza esquive patologías comunes en algunas razas de perros grandes como las cataratas en los ojos o la displasia de cadera.

Entre las complicaciones más particulares encontramos el hipotiroidismo (falta de actividad en la glándula tiroides).

Así que lo más aconsejable es tener cerca a un buen veterinario que nos revise de forma periódica a nuestra mascota para evitar problemas graves futuros.

A pesar de estas enfermedades comentadas, en líneas generales este can goza de una esperanza de vida bastante alta, ya que suele vivir entre doce y quince años.

HISTORIA

La región autónoma china del Tibet fue el lugar donde esta raza surgió, dejando estupefactos a todos aquellos que se toparon con ella a lo largo de la historia por su gran fuerza natural. Esta raza está rodeada de un misticismo único que la posiciona como una de las más fantásticas que existen. Muchos escritos confirman que el Mastín Tibetano surgió en el año 2000 a.C., época en la que era empleado como perro guardián para custodiar prisioneros asirios.

A pesar de esta primera función, este can se comenzó a emplear siglos más tarde para el cuidado de rebaños y ganado, puesto que su gran corpulencia y fuerza le hacía ser un rival muy complicado ante animales igual de imponentes como el oso, el leopardo o el lobo. Además, también se comenzó a utilizar para proteger templos sagrados en su región de origen. Hoy en día, este tipo de labores aún las sigue realizando en territorio tibetano.

Se cree que su expansión a Europa por el mar Mediterráneo dio lugar al resto de razas de molosos que hoy en día existen como el San Bernardo o el Terranova, entre otros.

CURIOSIDADES DEL MASTÍN TIBETANO

Dentro de esta raza, podemos encontrar dos subtipos de Mastines Tibetanos: los Drog-Khyi (perro nómada) y los Tsang-Khyi (perro de Tsang).

Los primeros, en edad adulta, tienen unas condiciones físicas más favorables para realizar trabajos como la protección del ganado o de los rebaños y la realización de trabajos que exijan un esfuerzo alto. Por su parte, los Tsang-Khyi son perros que alcanzan un mayor tamaño que los nómadas, además de que contienen más arrugas y un pelaje más largo. Todas estas características podrían ir en su contra a la hora de realizar trabajos exigentes. Es por ello que los monjes tibetanos seleccionan a esta tipología para darle una misión menos intensa, pero igual de importante: proteger sus monasterios.

Mastín Tibetano
5 (100%) 1 vote[s]

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar