Bullmastiff

bullmastiff en el campo

CARACTERÍSTICAS

CARÁCTER: TRANQUILO
PESO: +45 KG (ADULTO)
ESTATURA: 61 - 68 cm (ADULTO)
VIDA: 8 - 10 AÑOS
ACTIVIDAD FÍSICA: MEDIA
SALUD: DELICADO

FÍSICO DEL BULLMASTIFF

A pesar de que no es un perro de gran tamaño, la apariencia que tiene el Bullmastiff le convierte en un can imponente. El cuerpo del animal es mediano y cuenta con una anchura destacada a la altura de los hombros. El vientre se encuentra ligeramente hacia dentro, las patas son fibrosas, la espalda permanece recta y la cola es fina y de tamaño medio.

Este can cuenta con un cuello grueso y largo, el cual presenta arrugas formadas por un exceso de piel en esta zona. Una característica del cuerpo del Bullmastiff es la cuadrada y contundente cabeza que posee. En ella, una frente arrugada resalta los abiertos y castaños ojos de este can. El hocico negro, algo achatado, posee unos belfos superiores bastante caídos y una trufa que se pierde en el tono oscuro de esta zona. En lo alto de la cabeza, son destacables las orejas: caídas, de forma triangular y con un tono más oscuro que el resto del pelaje.

El Bullmastiff destaca por ser un can con una piel dura y gruesa, en la que va anclado un pelaje áspero, además de corto. El color de pelo de esta raza es variable, aunque los tonos más destacados son: el rojo, el atigrado y el amarillo.

ALIMENTACIÓN Y DEPORTE

La alimentación deberá dosificarse a lo largo del día y deberá tener las calorías pertinentes para que la musculatura del can no se resienta. Un veterinario cualificado se encargará de recomendar la mejor dieta adaptada exclusivamente al ejemplar, aunque esta siempre será rica en vitaminas, minerales e hidratos de carbono.

El ejercicio físico diario es indispensable para que el Bullmastiff mantenga una fortaleza física, no obstante, los primeros meses de vida, deberá ser moderado para evitar complicaciones en el crecimiento del animal.

COMPORTAMIENTO

Uno de los puntos a favor de esta raza es que tiene la obediencia más que interiorizada. A diferencia de otros perros parecidos, el Bullmastiff acata órdenes de todos los integrantes de la familia, incluidos los más pequeños de la casa, con los que tiene un vínculo especial.

En general, este can tiene una actitud relajada y cariñosa con los suyos. La convivencia con esta raza no es nada complicada y cuenta con una inteligencia bastante desarrollada. Como buen perro guardián, el Bullmastiff es muy desconfiado con los extraños, factor que puede provocar cierta hostilidad con las visitas.

SALUD DEL BULLMASTIFF

El Bullmastiff no destaca por tener una esperanza de vida muy alta, oscila entre los ocho y los diez años. Los principales culpables de este hecho son los problemas cardíacos que puede presentar esta raza en la edad adulta. Además, de las complicaciones en el corazón, esta raza también sufrirá enfermedades en articulaciones (displasia de cadera y displasia de codo), ojos (conjuntivitis y problemas de visión) y tiroides (hipotiroidismo), entre otros.

HISTORIA

El Bullmastiff es una de las razas más modernas que existen, puesto que su primera referencia se sitúa a finales del siglo XIX en Gran Bretaña. No obstante, sus características físicas posicionan los antecedentes de esta raza en los Molosos.

Durante su corta historia, este can ha sido empleado para proteger territorios diversos, como cotos privados. En estos, el Bullmastiff era la raza idónea para poner a salvo a las diferentes familias, ya que era un perro que atacaba a los extraños conforme a la ley.

Las normas forestales anglosajonas a partir del siglo XII, señalaban que los canes que protegían las distintas fincas no podían emplear la mordida para defender sus hogares. Esto se adaptaba perfectamente a la forma de atacar del Bullmastiff, puesto que este perro empleaba únicamente la fuerza corporal para inmovilizar a los ladrones, sin morder en ningún momento.

CURIOSIDADES DEL BULLMASTIFF

Aunque internacionalmente el Bullmastiff está aceptado como una raza originaria del Reino Unido, lo cierto es que durante el siglo XVII, en la Península Ibérica, ejemplares muy parecidos a los de esta raza aparecieron en diversas obras artísticas de autores con tanto renombre como Goya y Manuel Castellanos. ¿Eran estos canes pertenecientes a esta raza? ¡Es muy posible!

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar