Alaskan Malamute

alaskan malamute tumbado

CARACTERÍSTICAS

CARÁCTER: TRANQUILO
PESO: +34 KG (ADULTO)
ESTATURA: 58 - 65 cm (ADULTO)
VIDA: 11 AÑOS
ACTIVIDAD FÍSICA: ALTA
SALUD: FUERTE

FÍSICO DEL ALASKAN MALAMUTE

Alaskan Malamute es sinónimo de grandeza y nobleza a partes iguales. La marcada musculatura y el denso pelaje están presentes en todas las zonas corporales de esta raza. Es destacable la altura del tronco, en el cual se contempla un vientre duro, una espalda recta y un pecho bien desarrollado, aparte de un grueso y largo cuello. Todas sus patas se muestran sólidas y anchas, y las anteriores presentan una ligera flexión. La cola es larga gruesa y se curva hacia dentro.

En cuanto a la cabeza, es de grandes dimensiones -acorde a su cuerpo-. En su parte superior, dos orejas triangulares con borde redondeado se muestran levantadas, alertando al Alaskan Malamute de cualquier sonido extraño. Más abajo, unos ojos marrones y medianos vigilan el entrono que rodea al animal. En el hocico, de forma rectangular, se contempla una trufa negra y bien marcada, unos belfos superiores algo caídos y una gran boca que contiene unos dientes afilados.

El pelaje del Alaskan Malamute es denso, duro e, incluso, áspero. Aunque el tono más común es la combinación del negro con el blanco, lo cierto es que existen otras variedades de colores también admitidas en este can: marrón con blanco, gris con blanco y rojo con blanco.

ALIMENTACIÓN Y DEPORTE

La alimentación del Alaskan Malamute debe ser rica en hidratos de carbono, claves para aportar toda la energía necesaria que esta raza necesita posteriormente para realizar ejercicio físico.

Y es que la actividad física diaria es fundamental. Se trata de un can que exige varios paseos diarios y agradece tirar de peso en determinadas ocasiones –imitando la función más típica que ha cumplido durante siglos-. No hace falta decir, que su voluminoso tamaño provoca que se sienta incómodo y agobiado en pisos.

COMPORTAMIENTO

La vigorosa apariencia de este can puede dar a entender que se trata de un can poco amigable y bastante agresivo. No obstante, el Alaskan Malamute destaca por su carácter dulce y por su habilidad innata para socializar con personas y canes. Esta cualidad lo convierte en un can muy cariñoso y apegado con su familia, mucho más que su primo, el Husky Siberiano.

Toda esta amabilidad en el trato con las personas, provoca que esta raza no sea la más idónea para proteger una vivienda. Su ausencia de ladrido tampoco ayuda en este sentido.

Su educación, favorecida por la inteligencia del can, será crucial para lograr un comportamiento correcto en la edad adulta. ¡No es un perro recomendable para dueños primerizos!

SALUD DEL ALASKAN MALAMUTE

Aunque el Alaskan Malamute no destaca por sus complicaciones de salud (tiene una media de vida en torno a los once años), lo cierto es que hay ciertas patologías que, en la mayoría de casos, se cruzan en la vida del can. Como toda raza de perro grande, la displasia de cadera es una complicación típica en las articulaciones del can. También se pueden destacar los problemas en los riñones (los cuales ocasionan insuficiencia renal), complicaciones visuales (como la hemeralopía) y golpes de calor en los meses de verano. Con las revisiones periódicas en tu veterinario te anticiparás a todos estos inconvenientes.

Hay que destacar que la piel del Alaskan Malamute es muy pálida y sensible a los rayos del sol, motivo más que suficiente para recordar que el pelaje de este animal no debe ser cortado nunca. Este, aparte de calentar en invierno, también sirve para proteger su piel de los rayos solares en los meses más calurosos del año. ¡Con cepillar el pelaje de esta raza dos veces a la semana será suficiente para quitar el pelo muerto!

HISTORIA

Los antecedentes del Alaskan Malamute se localizan en el Ártico, donde habitaban unos lobos con la misma denominación que dicha región. La referencia más fiable y cercana a esta raza se encuentra en la tribu Malhemut, la cual se encargaba de criar a los ejemplares existentes para, posteriormente, emplearlos en la caza y en el arrastre de trineos.

Con el paso de los siglos, la labor de estos canes fue quedando en un segundo plano, puesto que los medios de transporte fueron evolucionando. Tanta notoriedad perdió el Alaskan Malamute que a finales del siglo XIX y principios del siglo XX, estuvo a punto de desaparecer. Por suerte, su extinción no se llevó a cabo y la raza ha llegado hasta nuestros días sin riesgo. Todavía hoy en día, es una raza muy empleada para arrastrar trineos, sobre todo, en puntos de Alaska.

CURIOSIDADES DEL ALASKAN MALAMUTE

Esta raza tan asociada al ser humano también tuvo un papel importante en la Segunda Guerra Mundial. El ejército de Estados Unidos empleó al Alaskan Malamute para el rescate de heridos y para el traslado de armas en distintas zonas del conflicto armado.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar