Scroll Top

Síndrome de Addison en perros y gatos

El Síndrome de Addison es una enfermedad endocrina causada por un mal funcionamiento de las glándulas adrenales, que conlleva una menor producción de esteroides. Hasta hace poco tiempo su diagnóstico era difícil y muchos animales presentaban los síntomas de la enfermedad sin que fuera posible aplicarles un tratamiento correcto. Pero eso afortunadamente ha cambiado.

Síndrome de Addison en mascotas

Los avances en la medicina veterinaria, especialmente en el campo de las pruebas analíticas, han logrado que cada vez más enfermedades puedan ser diagnosticadas de forma temprana, lo que facilita su tratamiento y mejora el pronóstico.

Los pacientes con patologías endocrinas relacionadas con los órganos o sistemas productores de hormonas se han beneficiado de estos avances y prueba de ello es que hasta hace unos años era raro diagnosticar nada más allá de la diabetes, mientras que por el contrario ahora se conocen al detalle decenas de problemas hormonales.

¿Qué es el Síndrome de Addison en los perros?

Entre ellos está el Síndrome de Addison, una enfermedad que hasta hace poco tiempo era desconocida debido a que sus síntomas son comunes a multitud de patologías. Esto hacía que muchos animales murieran sin un diagnóstico, cuando existen tratamientos que pueden alargar la esperanza de vida.

El Síndrome de Addison es el nombre de una enfermedad que se caracteriza por una menor producción de esteroides. Los órganos encargados de producir esta sustancia son las glándulas adrenales, situadas junto a los riñones y que en perros y gatos tienen un tamaño de entre 4 y 5 centímetros.

Es una patología endocrina que puede afectar tanto a perros como a gatos. Se produce cuando las glándulas suprarrenales, que se encuentran encima de los riñones, no producen suficientes hormonas esteroideas, como el cortisol y la aldosterona.

El diagnóstico del síndrome de Addison se basa en una combinación de síntomas clínicos, análisis de sangre y orina, así como pruebas específicas para evaluar la función de las glándulas suprarrenales. El tratamiento puede incluir terapia hormonal de por vida, cambios en la dieta y ajustes en la medicación, según las necesidades individuales del animal.

perro enfermo con Síndrome de Addison

¿Qué ocasiona el síndrome de Addison?

La causa exacta del síndrome de Addison no se conoce completamente, pero puede estar relacionada con una respuesta autoinmunitaria o una infección. Los signos y síntomas del síndrome de Addison en perros y gatos pueden incluir debilidad, fatiga, pérdida de apetito, pérdida de peso, vómitos, diarrea, deshidratación, temblores musculares, fiebre y cambios en la frecuencia cardíaca.

La causa de esta patología suele tener origen autoinmune, siendo el propio sistema inmunitario el que ataca y destruye el tejido glandular. Como consecuencia el número de células productoras disminuye, reduciéndose con ello la cantidad de esteroides que se libera a la sangre.

El origen de este trastorno puede deberse también a un problema tumoral, una hemorragia o algún defecto en la cascada de señales que estimula la producción de esteroides desde la hipófisis.

Se considera que en algunos casos el Síndrome de Addison puede ser hereditario, con una mayor tendencia en ciertas razas como Caniche, West highland, Rottweiler o Gran danés. Lo más habitual es que los animales padezcan un cuadro crónico, con síntomas como vómitos, diarreas, menor actividad, pérdida de apetito o aparición de calvas en el cuerpo.

perros con Síndrome de Addison

Algunos animales pueden llegar a padecer síntomas más graves (deshidratación y alteración de la concentración de ciertas sustancias (calcio) en la sangre), lo que puede desembocar en alteraciones del latido cardíaco. También pueden sufrir daños en hígado, riñones y páncreas.

Finalmente, existe un cuadro hiperagudo denominado crisis addisoniana, por el cual los animales enfermos entran en un estado crítico con bajada de la presión arterial, fallo cardíaco, deshidratación avanzada, dolor abdominal intenso y fallo renal.

La enfermedad es más común en perros, especialmente en las razas como el Caniche, el Pastor alemán y el Golden retriever. También puede afectar a gatos, aunque es menos común en ellos. A menudo, el síndrome de Addison se presenta entre los 4 y 7 años de edad, pero puede ocurrir en cualquier momento de la vida de una mascota.

¿Cómo tratar la enfermedad de Addison en los perros?

Es importante tratar el síndrome de Addison en perros y gatos de manera temprana y efectiva, ya que puede ser potencialmente mortal si no se trata adecuadamente. Los propietarios de mascotas que sospechen que su mascota puede tener síndrome de Addison deben buscar atención veterinaria inmediata.

El diagnóstico puede alcanzarse de dos formas. Los animales con cuadros más severos suelen atenderse en urgencias y se diagnostican debido a la sintomatología. Sin embargo, en muchos casos el diagnóstico se alcanza al encontrar alteraciones sanguíneas en revisiones rutinarias, ya que los síntomas pasan desapercibidos en muchas ocasiones.

Cuando se sospecha de esta patología el veterinario recomendará hacer pruebas específicas como los niveles de ACTH, una sustancia producida en la hipófisis y que actúa como señal para producir esteroides en las glándulas adrenales. Niveles bajos de esta sustancia, unido a una imagen alterada de las glándulas en la ecografía, permiten llegar a un diagnóstico.

radiografía de perro

El tratamiento consiste en suplementar de forma artificial con esteroides para compensar la menor producción natural. Según el tipo de Síndrome Addison que padezca la mascota, primario o secundario, será necesario suplementar con distinto tipo de esteroides: glucocorticoides, mineralocorticoides o ambos.

El pronóstico del Síndrome de Addison crónico es reservado, ya que aunque existen tratamientos eficaces exige un control continuo de la producción natural de esteroides para ajustar la suplementación, porque tan grave es quedarse corto como pasarse. Por esta razón los dueños deben seguir unos protocolos de medicación y controles muy exhaustivos.

¿Cuánto vive un perro con Addison?

Ante una crisis addisoniana la atención inmediata es imprescindible, dada la gravedad del cuadro, que hace que cada minuto sea crucial para que el animal se recupere. En este caso necesitará fluidos y medicación intravenosa, siendo el pronóstico peor que en los cuadros crónicos, especialmente cuando la crisis provoca daños irreversibles a nivel cardíaco, renal o cerebral.

Con un diagnóstico y tratamiento adecuados, los perros con síndrome de Addison pueden llevar una vida normal y saludable. La esperanza de vida de un perro con Addison puede depender de varios factores, como la edad, la gravedad de la enfermedad y la capacidad del dueño para seguir el tratamiento recomendado por el veterinario.

En general, la mayoría de los perros con síndrome de Addison que reciben tratamiento adecuado y atención veterinaria regular pueden tener una esperanza de vida normal y llevar una vida plena y activa. El tratamiento para el síndrome de Addison suele ser de por vida y puede incluir terapia hormonal y monitoreo regular de la función de las glándulas suprarrenales.

Comentarios (1)

Carmen Espinosa Moraga

Mi gatita de 3 años tiene sindrome de Adisson y ya le han dado varias crisis, las dos primeras evoluciono bien con el suero y duro sin crisis alrededor de 2 meses, pero ahora ya es la tercera y se recupera un poco con el suero y al otro dia vuelve a decaer, ahora se le hicieron los examenes y hay que ajustar la dosis de Florinef, pero no se si va a resultar, no quiero perderla me duele el alma pensar en que no estara conmigo y mi familia.

Dejar un comentario