Gato Manx: Raza legendaria de la isla de Man

Debido a una mutación genética los gatos Manx carecen de cola, pero esta alteración natural ha dado lugar a múltiples leyendas que involucran a Noé y a un barco de la Armada Invencible. Hoy son una raza felina en declive, pero en el pasado fueron muy abundantes en una isla donde la consanguinidad y la escasa diversidad genética favorecieron su presencia.

¿Qué distingue a un gato Manx?

El Manx es una raza de gatos cuya historia está repleta de leyendas. Una de las más imaginativas es que estos felinos perdieron su cola cuando Noé cerró las puertas del Arca antes del diluvio. Aunque otra de las leyendas, quizá la más estrambótica, es que los Manx son fruto del cruce de un gato y de un conejo y que perdieron su cola tras ser atropellados por una moto.

cachorros Manx

Y por si fuera poco también está la historia de un barco español de la Armada Invencible que naufragó frente a la isla de Man. Un perro sin cola habría conseguido escapar de aquel navío y nadar hasta sus costas, aunque lo cierto es que en España no hay indicios de que existieran gatos sin cola.

¿Por qué los gatos Manx no tienen cola?

Lo que sí es cierto -más allá de las leyendas- es que los Manx son gatos autóctonos de la isla británica de Man, que desde el siglo XVIII fueron muy comunes en este pequeño territorio situado en el Atlántico entre Gran Bretaña e Irlanda y que la pérdida de su cola se debe a una mutación genética natural de su columna vertebral.

gatos Manx

En un primer momento recibieron el nombre de “stubbin”. Esta especie felina fue muy numerosa en el pasado, pero en la actualidad su población se ha reducido en favor de otras razas más demandadas.

¿Cómo son los gatos Manx?

Precisamente fue la consanguinidad y la poca diversidad genética habituales en una isla, la que motivó que la mutación natural que convierte su cola en un muñón se extendiera.

Características físicas de los gatos Manx

La cabeza de un gato Manx es grande, ancha, redonda, con mejillas bien desarrolladas, nariz larga, orejas ligeramente en punta y cuello corto y fuerte.

Sus ojos son anchos y redondos y sus patas traseras son más largas que las delanteras. Tiene el torso redondo y curvo, el cuerpo musculoso y la espalda corta. Su pelo es sedoso y existe la variedad de pelo largo llamada “Cymric”.

El Manx fue una de las primeras razas felinas reconocidas en 1908 por la organización norteamericana Cat Fanciers Association. Estos gatos prefieren los ambientes tranquilos y pueden vivir sin problemas en un ambiente doméstico adaptándose a los miembros de la familia. Finalmente, cuando crece en el exterior sus instintos cazadores toman protagonismo.

gato Manx sin cola

¿Cuántos años vive un gato Manx?

La esperanza de vida de los gatos Manx es longeva, siendo el promedio habitual entre 10 y 15 años. Siempre dependiendo de los cuidados que le ofrezcamos y las patologías que sufra durante su vida.

raza de gato Manx

¿Cuánto cuesta el gato Manx?

El precio de un gato Manx dependerá de diferentes factores, como su sexo, linaje, el tipo de cola o su edad. Pero oscilará entre los 450 y los 1.000 euros, a lo que habrá que sumarle los gastos de manutención propios para sus cuidados.

Dejar un comentario