CMD: Cardiomiopatía que afecta a perros grandes

Seguramente todos los propietarios de perros saben que los ejemplares de razas grandes son más proclives a sufrir determinadas patologías por tamaño y por peso. Este es el caso de la Cardiomiopatía fenotipo dilatado (CMD), un trastorno cardiaco que no tiene cura en fases avanzadas y cuyo tratamiento exige una detección precoz de esta enfermedad.

Cardiomiopatía fenotipo dilatado (CMD)

A la hora de elegir perro debemos ser conscientes de que los ejemplares de razas grandes sufren con mayor frecuencia una serie de patologías que tienen mucho que ver con su tamaño y con su peso.

En este sentido uno de los trastornos más habituales en perros grandes es la denominada Cardiomiopatía fenotipo dilatado (CMD). Se trata de una patología que afecta al músculo cardiaco y que provoca una disfunción progresiva del mismo. ¿En qué afecta esto a la salud de nuestro perro? ¿Se trata de un trastorno grave? ¿Hay alguna forma de prevenirlo? ¿Tiene cura?

Hoy vamos a responder a todas las preguntas y dudas de los propietarios de perros de razas grandes.

¿Hasta dónde debe preocuparnos la CMD?

Con el paso del tiempo la Cardiomiopatía fenotipo dilatado provoca que el corazón vaya perdiendo capacidad a la hora de bombear sangre (función sistólica) y también que no alcance una correcta relajación (función diastólica).

Lógicamente, esto se traduce en disfunciones cardiacas que tienden a acrecentarse con la edad y que pueden alcanzar mayor o menor gravedad en función de las circunstancias específicas de cada perro.

Cardiomiopatía fenotipo dilatado (CMD)

Desde un punto de vista veterinario en la aparición de la CMD existen causas primarias que vienen originadas fundamentalmente por un componente genético y otras de tipo secundario que tendrían que ver con agentes infecciosos, déficit nutricionales, patologías endocrinas, etc.

La predisposición genética a la CMD ha podido ser demostrada en razas como bóxer, dóberman o terranova, donde en determinados casos existe un 50% de posibilidades de que los animales puedan sufrir Cardiomiopatía fenotipo dilatado.

¿Tiene tratamiento la CMD?

De entrada, hay que apuntar que no es fácil, puesto que como sucede con frecuencia con otras patologías cardiovasculares en el caso de la CMD las fases iniciales suelen presentarse de forma asintomática o con síntomas difícilmente detectables.

Desde un punto de vista veterinario para detectar de forma temprana esta patología es necesario realizar pruebas de ecocardiografía o un estudio Holter, aunque lo habitual es que los perros lleguen a la consulta cuando ya presentan síntomas compatibles con una CMD.

En fases más avanzadas de la enfermedad estos síntomas suelen coincidir con una mala tolerancia al ejercicio físico, incremento de la frecuencia respiratoria, debilidad y en algunos casos arritmia de nivel grave.

Es importante acudir al veterinario urgentemente si observamos estos síntomas en nuestro perro, porque de no hacerlo puede llegar a producirse una insuficiencia respiratoria e incluso un encharcamiento de los pulmones.

Una vez en la consulta el trabajo del veterinario será determinar si los síntomas son producidos por una CMD o por otro agente causal, de forma que un tratamiento correcto pueda curar la patología o al menos frenar su progresión.

Cardiomiopatía fenotipo dilatado (CMD)

Hay que anotar que en los casos de CMD no existe cura total pero sí fármacos y hábitos de vida y alimentación que contribuirán a mejorar la función sistólica del corazón y a incrementar la calidad y esperanza de vida de nuestro perro.

¿Cómo puedo prevenir la CMD?

No es cuestión que los propietarios de perros grandes estén constante alarmados por la salud de sus mascotas, pero sí que conozcan en lo posible, por ejemplo, los antecedentes genéticos de sus perros con el fin de poder prevenir mejor la aparición de la CMD.

De forma general en perros de más de tres años y más de 15 kg, principalmente en aquellas razas con mayor predisposición a la CMD, es aconsejable realizar controles veterinarios anuales con el fin de detectar de forma temprana la aparición de este tipo de patología.

En todos los casos serán los especialistas quienes valoren cuándo y qué tipo de pruebas se deben realizar.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar