Ácidos grasos esenciales en Perros

La calidad de la dieta alimenticia de nuestras mascotas ha mejorado sensiblemente en los últimos años, siendo cada vez más rica y equilibrada. En este sentido los ácidos grasos son especialmente adecuados en la nutrición de perros y gatos, dado que contribuyen a mejorar el funcionamiento de todos los sistemas y en especial de los sistemas nervioso y vascular.

Hasta hace apenas veinte años la alimentación de las mascotas era muy básica y se tenían en cuenta pocos aspectos más allá del porcentaje de proteína, hidratos de carbono y fibra.

Este tipo de dietas poco enriquecidas permiten que los animales se mantengan nutridos y suponían un avance con respecto a las dietas basadas en restos de comida casera y huesos, alimentación que no favorece un crecimiento adecuado y que no sirve para ralentizar la aparición de daños degenerativos en animales ancianos.

Poco a poco fueron surgiendo los piensos suplementados y los alimentos de gama premium, que gracias a la presencia de ácidos grasos omega, probióticos, enzimas digestivas o condroprotectores, han logrado que la esperanza de vida de perros y gatos haya aumentado de forma notable.

Uno de los componentes fundamentales en las dietas y a los que se atribuyen más propiedades beneficiosas, tanto en animales enfermos como en ejemplares sanos, son los ácidos grasos esenciales. Se trata de unas grasas que el organismo no es capaz de sintetizar, por lo que deben obtenerlos de la dieta.

¿Cuáles son los ácidos grasos esenciales en perros?

El linoleico, linolénico y araquidónico. Los perros cuentan con la capacidad de sintetizar tanto el linoleico como el araquidónico, mientras que los gatos requieren de la dieta como fuente de los tres ácidos grasos.

¿Qué grasas le puedo dar a mi perro?

Los ácidos grasos esenciales son el Omega 3 y 6 e influyen en prácticamente todos los sistemas, especialmente en el sistema nervioso, la piel y el sistema cardiovascular. Una dieta rica en estos aceites potencia el crecimiento y regeneración de piel y pelo, haciendo que el manto luzca más sano y brillante y la piel esté nutrida y elástica. Además, disminuye el picor y previene infecciones cutáneas y óticas.

¿Cuáles son los beneficios de los ácidos grasos en perros?

Son además estimulantes del sistema inmunitario, fortaleciendo las defensas. Contienen DHA (ácido docosahexaenoico) que favorece el desarrollo del cerebro en cachorros y es necesario durante la gestación, lactancia y crecimiento durante las primeras semanas de vida.

ácidos grasos en perros

¿Qué pasa si le doy omega 3 a mi perro?

Tiene numerosos beneficios sobre las articulaciones y actúa como antioxidante natural, reduciendo o ralentizando el envejecimiento celular, lo que mejora el funcionamiento del aparato cardiovascular y los riñones.

¿Dónde se encuentran los ácidos grasos esenciales?

Los piensos comerciales de alta gama vienen enriquecidos con ácidos grasos, principalmente los que usan pescados azules como fuente de proteínas. En aquellos cuyo ingrediente principal es la carne suelen suplementarse de forma artificial para mejorar su composición y sus beneficios.

Cuando el perro o gato toma un alimento pobre en estos aceites, como un pienso de gama baja o una dieta casera o necesita una dosis mayor, se puede optar por dar suplementos en forma de cápsulas o perlas.

También hay propietarios que prefieren usar complementos dietéticos para evitar los suplementos farmacológicos. Hay que tener en cuenta que todos ellos son muy ricos en estas sustancias y que las mascotas pueden tomarlos de forma segura.

Los más conocidos son el aceite de salmón y el aceite de hígado de bacalao. Ambos deben obtenerse de un prensado en frío, con lo que se consigue una concentración de estos aceites muy alta y, en el caso del segundo, también de vitaminas A y D3.

omega 3 para perros

En cuanto a alimentos ricos en ácidos grasos esenciales tenemos el pescado azul (salmón, caballa, sardinas, etc). Todos ellos se pueden ofrecer crudos (previamente congelados), cocinados a baja temperatura o en conserva, como las sardinillas en aceite, muy olorosas y que suelen ser muy bien aceptadas por casi todos los animales.

Entre los ingredientes de orígen no animal encontramos también varios que podemos usar como suplemento. Los más sencillos de encontrar son las semillas de lino y de chia, que actualmente se venden en crudo en cualquier supermercado.

Por último, dos de los ingredientes más conocidos son la avena, que suelen aceptar bien cocida, y la levadura de cerveza en copos, que se echa sobre la comida y no necesita cocinado.

¿Cuánto omega 3 le doy a mi perro?

Al tratarse de sustancias naturales es difícil superar las dosis máximas recomendadas, aunque un exceso en la suplementación si puede provocar una sobredosis.

La cantidad diaria óptima oscila entre 250 mg en gatos y perros pequeños y 1.000 mg en perros grandes, aunque las dosis dependen también del metabolismo y del nivel de actividad de cada animal.

Como todo en esta vida un exceso puede causar efectos nocivos. Aunque los ácidos grasos son una sustancia muy segura, un abuso de los mismos puede provocar problemas de sobrepeso (son muy calóricos) y diarreas debido a una mayor ingesta de grasas.

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar