¿Por qué mi perro arrastra su trasero?

Ver a nuestro perro arrastrar el trasero es bastante habitual para algunos dueños. Existen distintas razones para que los animales tengan este comportamiento, que en la mayoría de las ocasiones está relacionado con la autohigiene y con posibles molestias en la zona anal. Estas molestias pueden estar ocasionadas por la presencia de parásitos o por obstrucciones de las glándulas perianales. 

¿Por qué mi perro se arrastra?

¿Quién no ha visto alguna vez a su perro arrastrando el trasero? Se trata de un gesto que los canes suelen hacer en la calle, aunque algunos pueden repetirlo en casa, y que bien varias explicaciones posibles. 

La primera y más habitual es que se trate de un gesto de limpieza. La base de la cola es una zona de difícil acceso para los perros, por lo que cuando notan que se ha acumulado suciedad en ella pueden arrastrar los cuartos traseros para eliminarla. 

Otra causa frecuente se debe a las glándulas perianales. Se trata de dos pequeñas bolsas que se sitúan a ambos lados del ano y que contienen un líquido marrón de olor intenso y bastante desagradable que usan los perros para marcar.

Por qué mi perro arrastra el ano por el suelo  

Ese olor es específico de cada individuo y da información al resto de canes sobre su edad, estado reproductivo e, incluso, sobre su salud. Estas glándulas suelen vaciarse involuntariamente al defecar, pero en algunas ocasiones los perros pueden arrastrar el trasero con la intención de marcar una zona. 

En ocasiones el contenido de las glándulas perianales se seca y endurece, dificultando su vaciado y dando lugar a una impactación que puede desembocar en infección si no es tratada por un veterinario. En esta situación y para aliviar las molestias que les generan unas glándulas muy llenas los perros arrastran el trasero.  

En algunos perros este problema con las glándulas perianales es frecuente y en otros tan sólo se produce de forma puntual, por ello en los hábitos de higiene rutinarios está el revisar dichas glándulas con el fin de detectar cuanto antes este problema. 

La tercera causa de que nuestro perro arrastre el trasero es que sufra picor, una sensación que puede ser síntoma de la existencia de parásitos intestinales. La presencia de lombrices hace que los perros estén bastante molestos y este rascado puede ir acompañado de diarrea o incluso de presencia de sangre en las cacas. 

El picor también puede no estar producido en esa zona concreta, porque hay perros que cuando lo sufren en todo el cuerpo llegan a arrastrar el trasero intentando aliviarlo. Este comportamiento puede indicarnos que nuestra mascota sufre algún tipo de alergia, por ejemplo a algún alimento o a la picadura de algún insecto.

5/5 - (2 votos)

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar