Notifican un caso de rabia en un perro importado ilegalmente en Alemania

La OIE confirma la presencia de rabia en un cachorro de perro que llegó de manera ilegal a Alemania procedente de Turquía.

El instituto y laboratorio de referencia en Alemania Friedrich-Loeffler ha confirmado mediante PCR un caso positivo al virus de la rabia en un cachorro de perro de tan sólo ocho semanas de edad en la localidad de Bremen.

El informe remitido a la Organización Mundial de la Salud (OMS) explica que el cachorro fue importado de manera ilegal a Alemania procedente de Turquía y a través de Bulgaria (miembro de la Unión Europea) el pasado 2 de septiembre.

A la hora de entrar en Alemania o en cualquier otro país europeo desde la mayor parte de países extracomunitarios, como por ejemplo Turquía, los perros, gatos y hurones deben contar con una vacuna antirrábica válida. También es obligatoria una prueba de títulos de anticuerpos de rabia para los animales de la mayoría de los terceros países.

Una vez en territorio alemán, el cachorro terminó falleciendo días después, el 9 de septiembre, en una clínica veterinaria sin tener contacto alguno con otros animales. De hecho, se ha especificado que durante su estancia en Alemania estuvo aislado en un jardín de una casa totalmente cerrado.

Por otra parte, las autoridades alemanas también han confirmado que las personas que sí mantuvieron algún tipo de contacto han recibido la vacunación de emergencia.

La investigación epidemiológica asegura que el estatus de libre de rabia en Alemania no correrá peligro por este caso aislado. El país alemán se encuentra oficialmente libre de rabia desde el 28 de septiembre de 2008 tras un cuarto de siglo aproximado de combate contra la enfermedad. El propio informe señala que la última ocasión en la que el virus apareció en su territorio data del 3 de febrero de 2006.

Precisamente este caso se produce en el contexto del Día Mundial Contra la Rabia, que cada año se celebra el 28 de septiembre. Tal y como describe la OIE, alrededor del 99% de los casos de rabia en humanos se deben a mordeduras de perros infectados. La mitad de la población endémica y más del 80% de los fallecimientos se producen en zonas rurales con poco o ningún acceso a las campañas de información sanitaria y a los cuidados necesarios tras una mordida. A nivel global, África y Asia son los continentes con el más alto nivel de riesgo de mortalidad humana, con más del 95% de los casos mortales en el mundo.

La rabia en España

En lo que respecta a España, tanto el territorio peninsular como las islas se encuentran libres de rabia terrestre desde 1978, salvo el caso de rabia importado de Marruecos que se declaró en junio de 2013. El país marroquí es, de hecho, una amenaza constante de la entrada al país y a Europa del virus, sirviendo de ejemplo el reciente caso del perro procedente de Marruecos que llegó a Francia a través de España en 2020.

En relación a esto, un grupo de investigadores del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Facultad de Veterinaria de la Universidad CEU Cardenal Herrera y del Grupo ‘One Health’ del Instituto de Inmunología Clínica y Enfermedades Infecciosas de Málaga valoró el riesgo de que la rabia regrese a la península ibérica, poniendo el foco en Marruecos y la importación ilegal de animales.

Dicha investigación contó con el apoyo de MSD Animal Health y defendió la importancia de la vacunación en perros, al no existir un tratamiento clínico para esta enfermedad zoonósica. En este sentido, se asegura que la aplicación regular de vacunas en estos animales proporciona un instrumento básico más rentable que el tratamiento posterior a la mordedura en personas.

5/5 - (1 voto)

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar