Terapia con células madre: ¿Futuro de la medicina canina?

La mejor nutrición y asistencia veterinaria de nuestras mascotas ha incrementado su esperanza de vida de forma sensible. Sin embargo, este tiempo extra también provoca que muchas de ellas desarrollen enfermedades degenerativas, siendo necesaria la investigación de técnicas enfocadas a la regeneración de los tejidos dañados. Y estas técnicas utilizan como base el empleo de las llamadas células madre.

terapia con células madre

En los últimos años los avances en medicina veterinaria han sido enormes. Esto, sumado a unos mejores cuidados y una nutrición equilibrada, han permitido que nuestras mascotas, especialmente los perros, hayan visto aumentada su esperanza de vida.

A esto se une que los avances técnicos nos permiten ahora diagnosticar numerosas enfermedades autoinmunes o crónicas en animales jóvenes y con ello diseñar tratamientos adecuados.

La mayor longevidad de nuestras mascotas tiene sus problemas, porque provoca un incremento en los casos de aquellas enfermedades degenerativas que son más habituales en animales mayores.

Por esta razón desde hace unos años varios laboratorios investigan una línea terapéutica basada en células madre. El punto de partida son los buenos resultados en medicina humana, donde se utilizan para la regeneración de tejidos y el tratamiento de diversos tumores.

Esta terapia consiste en utilizar las denominadas células madre o pluripotenciales, que son células capaces de convertirse en cualquier tipo de células del organismo, de forma que pueden reemplazar o sustituir aquellas que están dañadas, alteradas o enfermas.

Este tipo de terapia tan novedosa en veterinaria es por el momento muy poco usada en la clínica diaria debido a su precio, aunque cada vez son más los centros especializados que las usan para tratar patologías crónicas tan habituales como el IBD, la displasia de cadera o las lesiones de ligamentos.

Se ha observado que esta terapia es muy efectiva en el tratamiento de la artrosis, una enfermedad articular crónica muy frecuente en perros grandes, que causa dolor y que requiere una medicación que provoca diversos efectos secundarios. Con el tratamiento con células madre se logra una efectividad muy cercana al 100%, mejorando la calidad de vida de los perros al eliminar el dolor y reducir los largos tratamientos farmacológicos.

Con el fin de facilitar este tratamiento y extender su uso un equipo investigador de la Universidad de Osaka ha obtenido células madre pluripotentes inducidas (iPSC) a partir de células de la sangre.

Estas células madre se obtienen de forma muy sencilla a partir de una muestra sanguínea tomada en consulta y una vez procesadas proporcionan un suministro fiable de células madre al proliferar de forma rápida. Esto abre una puerta a explorar otras posibles enfermedades que podrían mejorar, curarse o incluso prevenirse con esta técnica.

5/5 - (1 voto)

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar