Bolsa primordial en gatos – Todo lo que debes saber

En su zona ventral los gatos tienen un exceso de piel denominado “saco primordial”, que en ocasiones puede confundirse con situaciones de sobrepeso. Este elemento tiene una gran importancia en la supervivencia de los felinos, ya que protege sus vísceras, permite una mayor flexibilidad y rapidez de movimientos y sirve como reserva de grasa durante los periodos de escasez de alimentos.

Los seres humanos llevamos compartiendo nuestra vida con los gatos desde hace milenios (se cree que su domesticación comenzó unos 7.500 años A.C.) y a pesar de ello a día de hoy no hemos terminado de comprenderlos del todo. Su independencia y en algunos casos su cautela frente a extraños ha creado a los felinos fama de fríos y distantes, lo que no es cierto en la mayoría de los casos.

Qué es el saco primordial

La actividad de nuestros amigos gatunos no es demasiado intensa, a excepción de algunos momentos de frenesí que ocupan en juegos o en cazar insectos (no hay mosca que se les resista). Durante esos momentos de energía es posible que hayamos reparado en una piel que les cuelga de la zona del vientre y que nos puede llevar a pensar que nuestro gato come demasiado y está gordo, cuando en realidad se trata del “saco primordial”.

¿Por qué se le cae la tripa a mi gato?

Este elemento colgante se encarga de proteger los órganos vitales durante las peleas, evitando que garras y dientes puedan causar daños en la zona ventral. Otra de las funciones del “saco primordial” es permitir una mayor flexibilidad y movimientos más rápidos con el fin de facilitar la supervivencia del animal en el medio.

Bolsa primordial cachorro

Por otro lado, desde un punto de vista biológico la bolsa primordial sirve para acumular materia grasa durante las épocas de bonanza, permitiendo de esa forma que los gatos puedan sobrevivir a periodos de escasez de alimentos. Por esta misma razón de subsistencia una buena parte de los felinos, como es el caso de panteras y leones, también disponen en su anatomía de “saco primordial”.

¿Qué se le puede dar a un gato cuando le duele la tripa?

En el caso de nuestras mascotas es importante diferenciar a simple vista las situaciones de sobrepeso, ya que un exceso de peso conlleva problemas de hipertensión, diabetes, hepáticos o de tipo cardíaco, generando además enfermedades articulares.

La manera de diferenciar un gato obeso de un animal con una “bolsa primordial grande” es fijarnos en sus costillas. Si podemos distinguirlas bajo el pelaje nuestro gato no tiene sobrepeso. Otro método de identificación es fijarse en el balanceo cuando los animales corren. Un vientre obeso no se mueve de forma notable cuando un gato trota, aunque lo mejor es consultar a un veterinario en caso de duda.

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar