El plan preventivo de Castilla-La Mancha para proteger a 27.000 gatos

El Consejo autonómico de la región se centra en la prevención como método fundamental para evitar problemas de salud en animales de compañía, especialmente en los gatos por la cantidad de felinos registrados.

gatos no transmiten el COVID-19

Castilla-La Mancha cuenta con un total de 27.000 gatos registrados. Preocupada por la salud de todos ellos y con el fin de prevenir todo tipo de enfermedades o problemas derivados, los veterinarios de la región realizan planes preventivos a medida. Estos incluyen una correcta vacunación y una desparasitación tanto interna como externa, que se adaptan a las circunstancias de cada animal para proteger su salud y la de toda la familia.

Con motivo de la celebración del Día Internacional del Gato, el Consejo de Colegios Veterinarios de Castilla-La Mancha destaca la «excepcional labor que realizan los veterinarios en la protección de los animales de compañía y, por extensión, de la sociedad«.

Luis Alberto García Alía, presidente del Colegio de Veterinarios de Toledo y del Consejo de Colegios Veterinarios de Castilla-La Mancha, ha resaltado que «convivir con un animal de compañía aporta numerosos beneficios, pero conlleva también una gran responsabilidad, tanto con el animal como con la salud pública, puesto que sólo existe una salud que compartimos animales, personas y medio ambiente; y si no protegemos cualquiera de estas tres patas, estamos poniendo en riesgo las otras dos«.

Cada vez son más familias las que optan por incorporar un gato como animal de compañía, puesto que las características y necesidades que precisa se adaptan mejor al ritmo de vida actual. Al ser animales más independientes, en consecuencia demandan menos tiempo a sus propietarios. Aún así, a pesar de esta tendencia, el perro sigue siendo la mascota por excelencia en Castilla-La Mancha, con casi 700.000 canes registrados.

Los animales de compañía se encuentran expuestos a distintas enfermedades y parásitos que pueden provocar graves síntomas tanto en gatos como en perros, pudiendo incluso algunos de ellos llegar a transmitir enfermedades que pueden ser letales para el animal. De ahí, «la importancia de visitar de forma periódica al veterinario para establecer el plan preventivo que mejor se adapte a cada mascota«, incide Alía.

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar