¿Puede ser mi perro diestro o zurdo y cómo saberlo?

Si crees que exageras si te has planteado si tu perro puede ser diestro o zurdo, puedes estar tranquilo porque no lo haces. Tu mascota, al igual que tú, puede tener más desarrollado un hemisferio que otro, siendo en los canes el reparto más equitativo que en la raza humana según los expertos. Si te interesa saber si tu mejor amigo doméstico es diestro o zurdo, te ayudamos a descubrirlo.

perro diestro o zurdo

Desde tiempos inmemoriales, la zurdera ha sido una tendencia natural en los humanos y un fenotipo minoritario en su especie que le hace usar preferentemente el lado izquierdo de su cuerpo. Si bien es posible encontrar personas zurdas en todas las partes del planeta, estas representan entre un 8% y un 13% de la población (en algunos casos por cierta educación específica en periodos históricos), siendo más común en los hombres que en las mujeres según los últimos estudios publicados sobre el tema.

Pero… ¿te has preguntado alguna vez como propietario si tu perro es diestro, zurdo o incluso ambidiestro? ¿acaso es posible? Pues sí. Los perros, al igual que los humanos, pueden tener tendencia a usar la parte diestra o zurda de su cuerpo según el hemisferio dominante. De hecho, otros animales como los gatos, los primates y las aves también desarrollan su cerebro de esa forma similar a los humanos, dividido en dos hemisferios simétricos y actuando en consecuencia según el dominante, aunque este sigue siendo un tema sobre el que los neurólogos apuntan diferentes opiniones. Sobre ello, también comentan los estudios que existe un reparto equiparado entre el número de perros que son diestros y los que son zurdos, un dato que diferencia esta situación de la de los humanos que viven en el planeta.

Algunos estudios se contradicen a la hora de especificar las funciones de cada hemisferio en el caso de estas mascotas. Si bien aún es necesario profundizar en detalles, las conclusiones más repetidas indican que la parte izquierda es la encargada de gestionar las emociones que son más positivas y activas, mientras que es el lado derecho el que hace lo propio con las negativas y las respuestas a otros estímulos del exterior. Datos que suelen recopilar aquellos interesados en adiestrar a perros de servicio, terapia o para actividades de búsqueda y seguridad (perros policías).

Otras de las teorías que han sido relacionadas con esta característica que de momento no cuentan con base científica son las que también señalan a los perros diestros con mayor facilidad a la hora de ser adiestrados o educados o que poseen menos nivel de agresividad que los zurdos. Pero, como decimos, hasta el momento son conclusiones no demostradas científicamente y los propios veterinarios han indicado sobre las mismas que existe una gran cantidad de factores condicionantes y más importantes que si el animal es diestro o zurdo para determinar eso. Por lo que, en resumen, se debería considerar a un perro diestro y a uno zurdo como iguales por esta condición y diferentes según otros factores físicos o desarrollados por su adiestramiento o educación.

Pero la cuestión que vamos a tratar es… ¿cómo saber si mi perro es diestro o zurdo? Te mostramos cómo averiguarlo con varios trucos y siempre con paciencia para observar correctamente:

1. Fíjate en la pata que te ofrece

En lo que sí suelen coincidir los resultados de las pruebas que realizan varios investigadores es que suelen encontrar más hembras que utilicen más su pata derecha, mientras que en los machos sería al contrario. Los perros tienen la costumbre de ofrecer la pata a su ser humano más cercano por alguna muestra de cariño o para pedir algo. Fijarnos en si es la pata derecha o izquierda la que emplee para acercarse o mantener contacto puede ser un primer indicio que nos ayude a revelar si se trata de un perro diestro o zurdo. Los perros son animales que utilizan sus patas para expresar un estado en particular, por lo que para saber su condición dominante debemos estar atentos a esta particularidad.

perro da la pata

2. Mediante la comida

No nos referimos a la postura que utilice mientras se alimenta, sino al hecho de emplear el instinto de ‘caza’ para desarrollar su instinto y así usar con más asiduidad su pata dominante. Algo que, una vez desarrollado, podremos notar a la hora de comer cuando utilice su extremidad diestra o zurda con más evidencia. Cuando emplees golosinas para el adiestramiento o para premiarle, comprobarás que si las guardas en tu puño y haces un intento de ofrecimiento, intentará cogerlas o quitártelas con su pata dominante. También para encontrar el alimento si se lo escondes debe emplear la pata con la que se siente más ágil.

3. Con juegos y sus juguetes o su hueso

De igual forma que sucede cuando se disponga a alimentarse, los juegos facilitarán el desarrollo de su hemisferio dominante. Si le lanzamos una pelota o un juguete que vaya a buscar, para dar con él utilizará su pata más hábil y lo mismo ocurrirá si lo retiene e intentamos quitárselo. Cuando son cachorros, los estímulos también harán más visible cuál es su pata dominante desde bien pequeños. Y cuando son adultos, al igual que con la comida o su hueso, la utilizarán para proteger lo que consideran suyo. Si se lo quitas y se lo devuelves y repites este ejercicio de forma repetida, podrás comprobarlo.

perros zurdos

4. Utiliza su carácter

Como decimos, ninguna evidencia científica corrobora que el carácter de un perro tenga relación alguna con su hemisferio dominante. Pero tú como propietario puedes utilizarlo para averiguar si es diestro o zurdo. Si tu mascota destaca por ser independiente y le molestas un poco, notarás que te rechazará o empujará más veces con una pata que con otra (o con ambas, lo que significará que es ambidiestro). Su desesperación, siempre dentro de unos límites, te mostrará con más evidencia cuál es su hemisferio más desarrollado. Otro ejemplo puede ser el de colocarle un objeto que le resulte incómodo o le impida ver durante algunos segundos, que intentará quitarse de encima con su pata más hábil.

perro zurdo

5. A la hora de hacer ejercicio

El deporte es otro medio que nos mostrará cuál es la parte del cuerpo que el animal tiende a utilizar con más frecuencia o con la que se siente más ágil. Según el tipo de ejercicio que le hagamos realizar, comprobaremos cuál es la pata que empleará con más asiduidad para completarlo. Algo tan sencillo como bajar o subir escaleras nos revelará cuál es la pata con la que el animal se impulsa para subir o con la que se apoya primero para bajar. Detalles con los que, unidos con otros, podemos intuir si es diestro o zurdo.

6. En su relación con otros perros

perros juegan

A la hora de presentar a dos mascotas o cuando juegan entre ellas también es una buena oportunidad para averiguar el lado del cuerpo dominante de nuestro animal doméstico. Cuando juegan o corren juntos podremos notar cuál es la pata que más emplea según el momento. Eso sí, necesitaremos que estos apuntes coincidan y deberemos repetir este tipo de pruebas en varias ocasiones para asegurarnos de que no se trata de coincidencias o de acciones fortuitas. De hecho, lo más probable es que tu perro sea ambidiestro si no llegas a una conclusión definitiva tras varios de estos ejercicios.

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar