Peritonitis en perros: Causas, Síntomas y Tratamiento

¿Sabías que también existe la peritonitis en perros? ¿Quieres descubrir todos los detalles sobre esta enfermedad? En Mascota y Salud te damos la información más amplia para que puedas conocer un poco más esta patología tan peligrosa.

Perro tumbado con peritonitis

La peritonitis en canes es una de las enfermedades digestivas más amenazantes que nuestra mascota puede sufrir, puesto que, si no se detecta a tiempo y no es tratada correctamente, pondrá en serio peligro la vida del animal.

A continuación, podrás conocer de primera mano por qué surge la peritonitis canina, qué motivos provocan su aparición, cuáles son los síntomas más destacados y qué tratamientos existen para acabar con ella.

Peritonitis en perros: ¿qué es?

Para conocer en qué consiste esta patología canina, hay que desplazarse hacia la zona corporal dónde se produce. El aparato digestivo, en su área abdominal, está cubierto por una membrana llamada peritoneo, la cual se encarga de sintetizar líquidos y de proteger todos los órganos que cubre.

La peritonitis en perros aparece cuando esta membrana se inflama, bien parcialmente en una zona concreta del aparato digestivo, o bien de forma general en toda la zona abdominal del animal -siendo este el diagnóstico más grave-.

Que es la peritonitis en perros

Causas de la peritonitis en perros

Básicamente, la peritonitis canina aparece en el cuerpo del perro al infectarse y/o taponarse los conductos de la vesícula biliar, lo cual ocasiona la propia infección del peritoneo. Pero, ¿qué puede motivar la aparición de este problema digestivo en el organismo del animal?

No hay una única respuesta. La peritonitis en perros puede ser originada por diversos agentes: desde un cáncer, hasta una pancreatitis, pasando por los cálculos biliares o por el encogimiento de los conductos de la vesícula biliar. También suele estar provocada por bacterias e, incluso, por un golpe recibido en la zona abdominal.

Peritonitis en perros: síntomas comunes

Muchas de las enfermedades que sufren los canes son complejas de detectar, puesto que los síntomas son poco llamativos o leves. No es el caso de la peritonitis en perros, en la que se contemplan indicios bastante claros –aunque, eso sí, pueden confundirse con los de otras patologías-.

Es conveniente señalar que no siempre el can manifestará todos los síntomas que vamos a explicar a continuación, aún así, suele presentar más de uno. Un can con peritonitis puede exteriorizar:

Fiebre

Una temperatura más alta de lo normal puede ser un signo evidente de que nuestro perro sufre peritonitis. Recordemos que la temperatura corporal normal de un can se sitúa entre los 37,8 ºC y los 39,2 ºC, por tanto, siempre que nuestra mascota supere esta marca, tendrá fiebre y, por lo tanto, podrá padecer esta enfermedad.

En nuestra Guía sobre la Fiebre en Perros encontrarás los consejos más profesionales para detectar, disminuir y prevenir este sistema de defensa corporal.

Diarrea

Las señales en el aparato gastrointestinal no suelen fallar a la hora de localizar una peritonitis en perros. La diarrea se convierte en una señal bastante clara de esta posible patología y, normalmente, se combina con otros síntomas que detallaremos a continuación.

A pesar de que es un indicio muy cercano a esta enfermedad, este síntoma también está ligado a más problemas caninos. Descubre toda la información sobre la diarrea en perros.

sintomas peritonitis canina

Vómitos

Aunque los vómitos pueden ser provocados por las tan comunes contaminaciones alimenticias, la peritonitis canina también los incluye en sus posibles síntomas. Como bien sabemos, esta enfermedad afecta directamente al aparato digestivo y, mediante los vómitos, el organismo del can nos informa de que algo no va bien.

Excesiva somnolencia

Que nuestro can manifieste una somnolencia exagerada e injustificada puede hacernos ver que padece esta patología. Aunque no es la única enfermedad que puede relacionarse con este indicio, es un signo que se repite en los casos de peritonitis canina.

Dolor abdominal

La molestia o dolor en la zona abdominal es un síntoma evidente de la peritonitis canina. En ocasiones, este dolor es fruto de un traumatismo, sin embargo, no siempre el malestar abdominal es consecuencia de un golpe en el cuerpo del animal. En cualquier caso, ¡la enfermedad puede estar presente!

Llegados a este punto te preguntarás: “¿cómo puedo darme cuenta de que mi perro siente dolor?” Pues bien, hay un par de señales que te ayudarán a descubrirlo. Para empezar, el can con molestia abdominal suele evitar el apoyo del vientre en el suelo, por lo que se tumbará de lado o boca arriba. Además, un perro con esta dolencia tampoco soporta un contacto leve en la zona, así que estará muy incómodo cuando le intentemos acariciar la tripa, ¡incluso se puede mostrar bastante agresivo!

Poco apetito

¿Tu perro no come como antes y también manifiesta alguno de los síntomas ya explicados? Es muy probable que tenga peritonitis, así que, ¡no dudes en llevarlo al veterinario!

Síntoma peritonitis canina

Tratamiento para la peritonitis canina

Mucha gente cree que el único remedio de la peritonitis en perros es la intervención quirúrgica. Aunque este sea un remedio bastante común, no siempre es necesario acudir a este tipo de operaciones para que el aparato digestivo del can vuelva a su ser.

Las características del animal, sus condiciones de salud, su edad, el desarrollo de la enfermedad y las causas de la misma, son los factores principales que se tienen en cuenta para planificar un tratamiento adecuado. No obstante, en todos los tratamientos el veterinario persigue tres aspectos:

  1. Estabilizar la fisiología del perro.
  2. Acabar con la infección ocasionada por la patología (en caso de existir).
  3. Ubicar y enmendar la causa.
Tratamiento peritonitis en perros

Creo que mi perro tiene peritonitis, ¿qué hago?

Si tienes la ligera sospecha de que tu can puede padecer peritonitis en perros, lo que debes hacer de inmediato es acudir a tu veterinario de confianza. Esta enfermedad puede tratarse de una complicación muy grave, e incluso mortal, si no se detecta a tiempo.

Recuerda que este artículo es meramente informativo y que, en ningún caso se recomienda autoevaluar a la mascota y aplicarle tratamientos por cuenta ajena, ya que esto solo agravará su salud. Los profesionales son las únicas personas capacitadas para detectar si tu perro sufre o no esta patología y, para ello, se ayudarán de diferentes pruebas y análisis que les permitirán saber con exactitud lo que realmente le ocurre al animal. Si dudas, te ofrecemos un Servicio de Videoconsulta Veterinaria donde nuestros veterinarios podrán ayudarte.

Si aún no cuentas con un veterinario fiable, en Mascota y Salud te ofrecemos la mejor asistencia veterinaria al precio más bajo. Con más de 400 clínicas repartidas por toda España y con un servicio telefónico disponible las 24 horas del día, la salud de tu perro estará en las mejores manos, en cualquier lugar y a cualquier hora.

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar