Coronavirus: Novedades sobre la relación entre los gatos y el virus

Ante la reciente aparición de noticias que han relacionado a los gatos y otros felinos con el coronavirus, AVEPA recuerda que el COVID-19 se transmite entre personas y que los casos de animales contagiados son aislados.

GATOS Y CORONAVIRUS

Las informaciones sobre posibles contagios de coronavirus en animales han provocado cierta intranquilidad en los propietarios de mascotas. Diferentes asociaciones han salido al paso de estas noticias para aportar calma y confirmar que la transmisión del COVID-19 se produce entre personas, y catalogando como casos «aislados» los detectados en animales desde que el brote emergiera. Si primero fue la Organización Colegial Veterinaria (OCV) la primera en aclarar la información difundida, ahora ha sido la Asociación de Veterinarios Españoles Especialistas en Pequeños Animales (AVEPA) la que ha emitido un comunicado en el que se refiere a los gatos en particular, y a su papel con respecto al coronavirus.

Sobre estas informaciones en las que se ha hecho referencia al papel de los gatos en relación al virus, AVEPA ha reconocido que pueden generar más dudas y temor más que aportar conocimiento útil. Si bien se confirmó el positivo de un tigre en un zoo de Nueva York y el de algunos gatos, son casos escasos y aislados, que se han producido porque sus propietarios o dueños padecían el virus, siendo muy probablemente la fuente de contagio para estos animales.

Además, las conclusiones de un estudio preliminar, que todavía no ha pasado el proceso de revisión por los expertos, mostraban que en condiciones experimentales los gatos podían contagiarse de coronavirus y transmitirlo a otros felinos. En los experimentos se inoculaba una cantidad de virus en los gatos que en la vida real sería demasiado complicado que sucediese. Y aún así, sólo un gato fue contagiado, lo que indica que la transmisión entre estos animales es mucho menos eficiente que entre humanos. Además, otro estudio llevado a cabo en Wuhan mostró que aproximadamente un 15% de los gatos analizados había estado en contacto con el coronavirus. Aunque no se analizó si estos felinos habían tenido síntomas o no, y aquellos con propietarios con coronavirus tuvieron los niveles más altos de anticuerpos frente a la enfermedad.

Estos resultados parecen indicar que los gatos y otros felinos pueden ser afectados muy ocasionalmente por el virus, especialmente a través del contagio de aquellos propietarios o cuidadores que lo padezcan. Estas mascotas no muestran síntomas o si lo hacen, estos son muy leves, siendo su capacidad de infectar a otros muy limitada, en principio. Además, al comparar cifras y ver el número de gatos afectados con la tragedia que supone en humanos el contagio, es factible comprobar lo anecdótico de la dimensión en lo que respecta a los felinos. Por tanto, y a la espera de nuevas evidencias científicas, el coronavirus sigue siendo una enfermedad que afecta a personas y que se transmite entre ellas, por lo que todos los esfuerzos para contener el virus deben centrarse en este ámbito.

Es por ello que, ante la pregunta ¿qué pasa con los gatos y el COVID-19?, AVEPA respondiera en su comunicado con la simple y a la vez convincente respuesta de «nada». Además, se refirió al hecho de que durante la cuarentena, estas mascotas son una fiel compañía de la que disfrutar más si cabe, siguiendo eso sí las recomendaciones marcadas por las autoridades sanitarias que han ido trasladando desde que comenzara la pandemia. La propia asociación elaboró una serie de consejos sobre nutrición para que los veterinarios pudiesen recomendar a los propietarios de animales cómo alimentarlos durante la cuarentena. Además, al contrario que los perros, con los que podemos salir al exterior para que realicen sus necesidades siguiendo unas pautas, se debe evitar hacerlo con los gatos. Y si necesitaran ir al veterinario, se necesita llamar con antelación para informar que han estado en contacto con una persona que ha dado positivo, para que su veterinario valore si es necesario ver al animal, y ya a partir de ahí llevar a cabo las medidas más adecuadas. De hecho, no se recomienda hacer pruebas a gatos o perros asintomáticos.

Desde AVEPA aseguran que seguirán a la espera de nuevas informaciones o evidencias científicas para valorar si se deben adaptar los protocolos, las medidas o las recomendaciones a seguir si fuera necesario.

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar