Primavera: Llegan los problemas de alergias en perros

Con la llegada del calor y la primavera es frecuente que algunos perros, al igual que sucede con las personas, comiencen a sufrir reacciones alérgicas. Con el auge de algunas razas especialmente sensibles a estos trastornos, como el bulldog o el bichón maltés, cada vez son más habituales los canes que sufren esta enfermedad y que provoca que los dueños acudan a las consultas veterinarias buscando soluciones para los picores y las heridas en la piel que sufren sus mascotas.

PRIMAVERA Y ALERGIAS EN PERROS

Cuando llega la primavera los propietarios de perros observamos con cierta preocupación, como con frecuencia nuestros animales se rascan, lamen o frotan más de lo normal,causándose con ello pérdida de pelo y diversos daños en la piel.

En muchas ocasiones estos síntomas son provocados por procesos alérgicos, que en los perros se manifiestan en zonas concretas (cara, orejas, patas, base de la cola, debajo de los codos y en la zona de la ingle).

Estas alergias suelen aparecer en los perros entre los tres meses y los seis años de edad y se trata, como también sucede en los humanos, de un proceso en el que el sistema inmunitario, encargado de defender el organismo de patógenos externos, reacciona de forma exagerada frente a agentes que, como es el caso del polen, no son peligrosos para la salud.

Durante estos procesos las células comienzan a liberar histamina, que es la sustancia causante de los síntomas alérgicos, existiendo dos tipos de alergias: ambientales y alimentarias.

Las primeras están causadas por alérgenos que están en el ambiente, siendo los más habituales el polen y los ácaros del polvo. Las segundas se deben a reacciones asociadas a la ingesta de ciertos alimentos,como pollo, ternera y algunos cereales (maíz y arroz).

En los casos de reacción alérgica los síntomas más habituales suelen ser los vómitos y los problemas cutáneos. Por regla general, los perros alérgicos sufren de fuertes picores, lo que provoca un rascado excesivo que les genera dermatitis, infecciones de piel y heridas de menor o mayor gravedad, que suelen ir acompañados de pérdida de pelo y enrojecimiento de la piel.

Actualmente,los veterinarios disponen de pruebas de alergia que permiten detectar con precisión las sustancias que provocan esta reacción en nuestras mascotas. Una vez diagnosticada disponemos de fármacos que ayudan a controlar los picores y las infecciones, mejorando con ello el estado general del animal, que una vez comienza a tratarse recupera su pelaje en cuestión de pocas semanas.

Además, existen también piensos específicos para alérgicos. Por otro lado, en los últimos años los laboratorios ofrecen también vacunas personalizadas que pueden ayudar a reducir e, incluso, retirar la medicación sin que los síntomas reaparezcan.

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar