Nuevo positivo de rabia animal en España: Un perro infectado en Melilla

La Unidad de Sanidad Animal y Zoonosis de la Dirección General de Salud Pública y Consumo ha confirmado un nuevo caso de rabia animal en España. Esta vez ha sido en Melilla donde un perro mestizo ha sido diagnosticado como poseedor del virus.

España vuelve a padecer un nuevo caso de rabia animal. Tras el fallecimiento de la víctima de origen vasco que fue contagiada en Marruecos por la mordedura de un gato, en esta ocasión ha sido un perro mestizo el que ha recibido el mismo diagnóstico en la Ciudad Autónoma de Melilla. El laboratorio del Centro Nacional de Microbiología del Instituto de Salud Carlos III ha confirmado los resultados tras detectar antígeno.

El can, de edad adulta y color marrón, fue identificado cuando se encontraba junto a unos niños en las inmediaciones del Hospital Comarcal en la parte de Urgencias. El servicio de recogida de animales acudió a por el animal en la tarde noche del 12 de enero, pero entró en coma poco después y terminó falleciendo al día siguiente a causa de una parálisis respiratoria. Tras su final, la muestra para su análisis fue enviada al Centro Nacional de Microbiología, donde se confirmó el diagnóstico del virus de rabia.

Si ya el anterior registro fue el primero en Bizkaia en los últimos 30 años, en Melilla no se detectaba un caso de rabia desde el 2017, año del que data el último foco de la enfermedad que ha padecido la ciudad melillense.

Pese al fallecimiento en el País Vasco del hombre contagiado por la mordedura de un gato en el país marroquí, el Gobierno Vasco no estableció la obligatoriedad de la vacuna antirrábica en la región. Ya en Ceuta tuvo lugar un caso similar cuando se confirmó el contagio de rabia en un cachorro mestizo de tan sólo tres meses que había sido importado de manera ilegal desde Marruecos.

El de Melilla es un nuevo capítulo protagonizado por el virus que refrenda la reivindicación veterinaria sobre la importancia de implantar la vacunación obligatoria de la antirrábica. Dicha vacuna sí es obligatoria en la ciudad melillense.

Las autoridades recomiendan en caso de haber sido mordido recibir contacto salival de dicho animal, acudir con urgencia a la Dirección General de Salud Pública y Consumo de la Ciudad Autónoma de Melilla. O bien contactar vía telefónica con el Servicio de Policía Local para así iniciar el tratamiento si este fuera necesario. Si los primeros síntomas se desarrollan, la rabia desemboca en una enfermedad con riesgo de mortalidad tanto para personas como para animales. Además, se recuerda que se notifique de igual manera si se tiene constancia que una tercera persona pueda estar infectada, y se aconseja no mantener contacto con perros que puedan estar abandonados en la vía pública para que los servicios competentes se hagan responsables y procedan a su retirada de forma segura.

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar