Confirman el caso de rabia: Persona contagiada por mordedura de gato

Los resultados de las analíticas que ha efectuado el Centro Nacional de Microbiología del Instituto Carlos III han dado positivo. El Servicio Vasco de Salud, Osakidetza, había iniciado una investigación tras detectar el caso de rabia en un paciente contagiado por la mordedura de un gato en Marruecos.

GATO CON RABIA MUERDE A HUMANO

NUEVA ACTUALIZACIÓN: FALLECE LA PERSONA CONTAGIADA DE RABIA

Saltó la sorpresa en Bizkaia ante el anuncio de un posible caso de rabia humana detectado por los servicios médicos. Puesto que en un principio se trataba de una sospecha, el Servicio Vasco de Salud (Osakidetza) se puso en marcha e inició una investigación para confirmar si se trataba finalmente de un caso de rabia en humanos. Un informe inédito en los últimos 30 años en Euskadi, puesto que no existen registros de casos similares de esta patología en personas en estas últimas tres décadas, según las autoridades sanitarias de Euskadi.

La víctima del caso de rabia humana, que ha sido atendida en el Hospital de Cruces de Barakaldo y continúa ingresada en el mismo, fue mordida en el antebrazo por un gato infectado durante una estancia en Marruecos el pasado mes de agosto. El diagnóstico confirma que trata de un caso de rabia importado.

Ante esta situación, el Osakidetza activó un protocolo de actuación para llevar a cabo medidas preventivas, que incluye investigar los contactos del entorno de la persona afectada por si pudiera extenderse el virus. Dicha información está siendo recibida por el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Salud. Han sido las propias autoridades sanitarias las que han confirmado que no se cuentan con datos que informen de casos anteriores de rabia en los últimos 30 años en Euskadi, por lo que se insiste en que la confirmación de este diagnóstico todavía no es segura.

La Dirección de Salud Pública del Gobierno vasco ha insistido eso sí en que las mascotas que habitan en Bizkaia se encuentran libres de rabia, puesto que se trata de un caso importado. Pero de igual forma alerta de que el contagio puede producirse de animales infectados a personas, a través del contacto directo con su saliva, afectando al sistema nervioso central. El periodo de incubación es estimado y podría ir desde una semana hasta incluso un año, siendo los dos meses la media más estimada.

Precisamente, el País Vasco es una de las comunidades autónomas en las que no es obligatorio por ley la vacunación contra la rabia, algo que desde el sector veterinario se considera necesario modificar. Álvaro Mateos, presidente del Colegio de Veterinarios de Vizcaya y del Consejo de Colegios Veterinarios del País Vasco, ha solicitado a la Administración la obligatoriedad de dicha vacuna en la comunidad vasca. No es para menos teniendo en cuenta que se trata de una enfermedad vírica infecciosa que termina por ser mortal en la mayoría de los casos, siendo un porcentaje del 99% de los mismos en humanos los transmitidos por perros domésticos a través de mordidas o alguna herida. La vacunación no sólo reduciría el número de fallecimiento, también la profilaxis tras la exposición.

Confirmado el caso de rabia en la persona contagiada (Actualización)

Una vez efectuadas las analíticas correspondientes, el caso de rabia en la persona afectada por la mordedura de un gato en Marruecos ha sido confirmado por el Centro Nacional de Microbiología del Instituto Carlos III. La Dirección de Salud Pública del Gobierno Vasco ha recibido la notificación tras las pruebas en el laboratorio de referencia de esta enfermedad, en el que los resultados han dado positivo.

Según las autoridades, la persona contagiada continúa ingresada en el Hospital Universitario de Cruces, y añaden que proseguirán informando sobre cualquier novedad y decisión que se tome al respecto. Del mismo modo, se ha recordado que se trata de un caso importado al haberse producido la mordedura en en otro país como es Marruecos. El protocolo de actuación fue activado por el Departamento de Salud una vez comenzaron las sospechas del posible caso de rabia, y se llevaron a cabo las medidas preventivas que se establecen para este tipo de situaciones, incluyendo el aviso al Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad.

La confirmación del caso de rabia en la persona contagiada significa el primer registro en el País Vasco en 30 años de esta enfermedad. Además, el anuncio se produce precisamente un día después de la reunión que han llevado a cabo el Gobierno Vasco junto con el sector veterinario de la región, en referencia a la posibilidad de catalogar como obligatoria la vacuna contra esta enfermedad en los animales de compañía.

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar