Rata negra en Madrid: Un peligro para los perros

La llegada de este veloz roedor a la capital de España y su estancia en la misma puede provocar en los perros consecuencias fatales para su salud.

RATAS NEGRAS

La Asociación de Empresas de Sanidad Ambiental (Anecpla) ha confirmado la presencia de rata negra en Madrid. La capital española se une de esta forma a las ciudades portuarias, las más afectadas por este peligroso roedor, sobre todo en lo que respecta a la salud de los perros.

Los ejemplares de este animal también denominado Rattus rattus forman parte de una especie que tiene su origen en Asia y que se caracteriza por vivir en las alturas como los tejados o los árboles. La propio Anecpla ha advertido sobre su aparición y de la necesidad de ser controlada «debido a su capacidad de transmisión de importantes enfermedades al ser humano como la leptospirosis, la salmonelosis, la enfermedad de Weil o el hantavirus, entre otras».

De esta forma justifica la asociación el llamamiento que realiza a los veterinarios y profesionales sanitarios españoles, a los que junto con los propietarios de mascotas alerta de la presencia de la rata negra en Madrid.

Además, se advierte sobre todo de la capacidad de esta especie como ser reservorio y transmisor de una bacteria espiroqueta como la Leptospira, que a su vez provoca el origen de la leptospirosis. Son los propios veterinarios los que ponen el foco en el agua estancada contaminada como principal componente que provoca su contagio, aunque las heridas y el contacto con mucosa también pueden resultar fuentes de infección peligrosas. La leptospirosis puede llegar a provocar un cuadro agudo o crónico que a su vez supone un aumento de la fiebre y la aparición de alteraciones hepáticas y renales.

Vacunación: recomendación obligatoria

Los especialistas descartan por el momento que la situación actual sea una plaga, pero la recomendación principal que realiza el sector veterinario es la vacunación, al considerarla sin ninguna duda como la opción más efectiva para evitar el contagio. Evitar el contacto con zonas sucias o en las que destaque la presencia de aguas fecales o estancadas será fundamental aún así, puesto que son los lugares con mayor abundancia de ratas negras.

La capacidad de reproducción de este animal es bastante alta, por lo que resultan más necesario si cabe los métodos de prevención que nos mantengan distanciados de este roedor. De hecho, las hembras pueden llegar a estar nueve meses del año activas y reproducirse de forma ininterrumpida en ambientes urbanos en los que puedan alimentarse.

El Ayuntamiento de Madrid ha localizado varios focos que espera controlar para evitar que estas ratas puedan reproducirse (podrían llegar a tener hasta cinco camadas al año) y que se complique todavía más si cabe su erradicación. La Anecpla se encuentra inmersa en la búsqueda de un tratamiento definitivo que pueda convertirse en la solución principal en caso de tratar a animales afectados.

A pesar de sus diferencias físicas con la rata gris, como el color, el tamaño de la cola, los ojos saltones y las orejas de mayor tamaño, no es nada sencillo reconocer cuál es el tipo al que pertenece cada una a simple vista, más si cabe con la rapidez a la que se desplazan estos seres.

Comentarios (1)

Es muy buena e importante la información

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar