Avances científicos permitirán diagnosticar mejor los tumores mamarios

Un equipo científico de la Universidad de Penn (Noruega) ha desarrollado un nuevo sistema que permitirá diagnosticar mejor los carcinomas de glándulas mamarias en perros, lo que se traducirá en que los veterinarios puedan conocer mejor el estadio de dichos tumores y aplicar el tratamiento más eficiente en cada caso.

TUMORES MAMARIOS EN PERROS

Los carcinomas de glándulas mamarias en perros, patologías que de alguna forma serían equivalentes a los cánceres de mama que pueden sufrir las personas a lo largo de su vida, son los tumores caninos más frecuentes. Esta patología puede manifestarse de diferentes formas y puede tener un crecimiento lento o por el contrario agresivo.

En la actualidad las herramientas de pronóstico de las que disponen los veterinarios y que les brindan información, entre otros factores, sobre el tamaño del tumor y de cuáles son las probabilidades de que crezca con mayor o menor rapidez, no siempre permiten que los expertos puedan hacerse una idea clara de cómo es en realidad dicho tumor, cómo va a progresar y de cuáles son los tratamientos que pueden resultar más apropiados.

En este sentido un equipo dirigido por la oncóloga veterinaria Karin Sorenmo ha diseñado un nuevo sistema de “puntuación biológica”, cuyo objetivo es identificar con más detalle el desarrollo de la metástasis y con ello  dotar a los veterinarios de un método de pronóstico más fiable.

Ello va a permitir que los expertos puedan valorar mejor que animales pueden requerir quimioterapia, cuáles tratamiento quirúrgico y, finalmente, en qué casos deben aplicarse los tratamientos hormonales.

Para desarrollar y evaluar este nuevo método de puntuación el equipo de Karin Sorenmo, en colaboración con la Universidad de Penn (Noruega), ha utilizado una base de datos que recoge información veterinaria sobre tumores mamarios de más de un centenar de perros y acerca de las experiencias y resultados de los distintos tratamientos aplicados.

Concretamente los investigadores centraron su atención en tres datos fundamentales, etapa, grado y tipos histológico, a la hora de intentar determinar con mayor precisión el pronóstico de un tumor mamario, descubriendo a través del análisis estadístico que en el caso un tumor grado 1 -los más benignos- no importa tanto cual sea su tamaño, porque la mayoría de las veces no causa ningún problema.

Y lo mismo sucede en los casos en los que los ganglios linfáticos muestran que el cáncer comenzó a moverse, porque en los casos de perros con tumores de grado 1 se comprobó que no existía desarrollo de metástasis a distancia.

A través de este nuevo sistema los veterinarios podrán diferenciar a los perros con menor riesgo de desarrollar metástasis de aquellos con mayor riesgo, lo que facilitará considerar opciones de tratamiento más agresivas. Por el contrario, los perros con una puntuación biológica baja podrán pueden tener los mismos resultados a través de intervenciones quirúrgicas.

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar