Ingeniería genética contra la gripe canina

Científicos de la Universidad de Rochester han desarrollado dos vacunas revolucionarias que prometen erradicar esta enfermedad.

La gripe canina, también conocida como “tos de las perreras”, es una enfermedad contagiosa que puede afectar a perros de cualquier edad, raza y sexo
La gripe canina, también conocida como “tos de las perreras”, es una enfermedad contagiosa que puede afectar a perros de cualquier edad, raza y sexo.

Es cierto que los humanos somos la especie animal dominante, pero ello no significa que las enfermedades infecciosas que sufrimos con más frecuencia sean monopolio de hombres y mujeres. Esto sucede por ejemplo con la gripe, una patología que también afecta a nuestros perros.

Es cierto que las nuevas vacunas caninas antigripales ya combaten la enfermedad de una forma más eficaz y rápida que las soluciones tradicionales que inoculaban en los animales virus inactivos, aunque científicos de la Universidad de Rochester en Estados Unidos han llegado más lejos en las investigaciones y pronto van a comenzar a ensayar dos nuevas y revolucionarias vacunas que prometen erradicar la propagación de las gripes caninas H3N8 y de la última cepa aparecida en Estados Unidos en 2015: H3N2.

Dos nuevas y revolucionarias vacunas prometedoras

El primero de estos fármacos ha sido desarrollado por el equipo que dirige el científico español Luis Martínez-Sobrido, profesor de Microbiología e Inmunología, y utilizando la ingeniería genética han alcanzado el objetivo de invertir el proceso de inmunización. Si hasta ahora lo habitual era inocular el virus inactivo, en esta ocasión los investigadores apuestan por crear una vacuna viva que se replica en la nariz de los perros y no en los pulmones, de forma que la capacidad inmunológica desarrolla todo su potencial en el primer foco de contagio.

Por su parte la segunda vacuna, que también utiliza técnicas de ingeniería genética, tiene como objetivo la eliminación de la proteína viral (NS1). La ausencia de esta sustancia hace que el virus de la gripe canina pierda fuerza infecciosa provocando con ello una respuesta inmune en los animales.

La gripe canina, también conocida como “tos de las perreras”, es una enfermedad contagiosa que puede afectar a perros de cualquier edad, raza y sexo y cuya transmisión se produce por contacto directo entre animales o por contacto con secreciones, heces y objetos contaminados.

Los síntomas iniciales de la gripe canina son tos, secreción ocular, nasal y pulmonar y con el avance de la enfermedad los animales pueden mostrar falta de apetito, fiebre, fatiga, depresión y dificultad para respirar. El tratamiento veterinario consiste en la aplicación de antibióticos, medicamentos para aliviar la tos, dieta equilibrada y buena hidratación.

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar